La agrupación La Centeno y Acción Colectiva de la facultad de Derecho refutó los argumentos de los radicales

La respuesta estudiantil a los ataques de Franja Morada al Presidente

“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis" señalaron.“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis" señalaron.“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis" señalaron.“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis" señalaron.“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis" señalaron.
“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis" señalaron. 

A partir del conflicto iniciado por la aparición de listados de vacunados contra el coronavirus, comenzó también un debate entre estudiantes de Derecho. “En relación a la Carta Abierta emitida por Franja Morada  --que aparentemente recuperó la voz luego de haber callado durante cuatro años los verdaderos estragos sociales de la alianza gobernante de la que eran parte--, queremos aportar algunas reflexiones”,  señalaron los integrantes de la agrupación La Centeno y Acción Colectiva de la facultad de Derecho de la UBA que fue replicada por el presidente Alberto Fernández, en la que respondían a una carta  abierta que había emitido la agrupación universitaria del radicalismo. 

“Hasta donde conocemos, ningún tipo legal castiga ‘al que vacunare a otro que se adelantó en la fila o no obtuvo un turno previamente para recibir su dosis’. Como ese tipo no existe, básicamente no puede ser considerada como delito esa conducta”, apuntaron en el documento refutando las afirmaciones de la Franja Morada. Los jóvenes radicales habían apuntado en su documento que el caso podría encuadrarse, “como mínimo y entre otras figuras, en abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, tráfico de influencias y/o malversación de fondos públicos”.

“Muchas conductas reprochadas en el derecho civil o comercial no lo son en el derecho penal, aun cuando esas conductas no sean éticas, y por lo tanto, reprobables”, indicaron los integrantes de la agrupación La Centeno en su respuesta y agregaron que “las vacunas fueron suministradas a gente que básicamente estaban en condiciones objetivas de recibirlas", aclarando que "esto, claro está, no quita que sea reprochable desde una perspectiva ética y merecedor de un reproche político y social que, como sabemos, se reflejó en medidas concretas”.

Además, recordaron que el gobierno diseñó un plan con “un sentido ordenador a los fines de distribuir vacunas equitativamente”, a la vez que apoyaron “un orden de prelación en el suministro de dosis que privilegia a trabajadores de la salud y adultos mayores”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ