La exhumación de soldados enterrados en el cementerio de Malvinas
Rechazo a la filtración de imágenes de Darwin

Tras la filtración de fotos de las exhumaciones de soldados argentinos en el cementerio de Darwin, la Cruz Roja Internacional aseguró que “no fueron tomadas ni compartidas” por el equipo del organismo. Las imágenes de las excavaciones que se realizan en el proceso de identificar los cuerpos enterrados como NN circulan por las redes desde el fin de semana, a pesar de que el acuerdo entre el gobierno argentino y el Reino Unido prometió la confidencialidad del proceso. La secretaría de Derechos Humanos que encabeza Claudio Avruj repudió la difusión con un comunicado de prensa. Para los ex combatientes del CECIM, los que divulgaron las fotos son sectores que históricamente se han opuesto a la identificación de los cuerpos.

“Solicitamos a los que están llevando a cabo la misión humanitaria que ajusten todas las medidas de seguridad necesarias para que esto no vuelca a suceder, y esperamos que las autoridades nacionales tomen acciones legales contra los que hicieron circular las fotos”, dijo a PáginaI12 Norberto Alonso, del Centro de Ex Combatientes de La Plata. El Cecim fue uno de los iniciadores de este proceso, ya que en el año 2011 presentó un amparo a la Justicia pidiendo la identificación de los cuerpos enterrados como NN, como parte del derecho a la verdad. 

Al hacer el descargo, la Cruz Roja detalló que en el proceso para identificar los restos ya fueron obtenidas muestras de 60 cuerpos, sobre un total de 123 tumbas NN. “Cada uno fue colocado en un nuevo ataúd, que se volvió a sepultar el mismo día en que fue exhumado” en la misma tumba, detalló la organización.  El primer lote de muestras fue recibido por el laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en Córdoba para su análisis genético.

A través del comunicado de la Secretaría que conduce Avruj, el gobierno no descartó la posibilidad de “iniciar acciones legales” contra los responsables de la difusión no autorizada de las imágenes, y atribuyó lo sucedido a la búsqueda de algún tipo de “rédito económico”. 

“El tema es de altísima sensibilidad y dolor para los familiares involucrados y para todos los argentinos. Inmediatamente conocido el hecho, instamos a las autoridades de Cruz Roja Internacional a que investiguen el mismo y extremen las medidas de seguridad del procedimiento, toda vez que son los responsables y garantes de las tareas que se están desarrollando en el lugar.”