Otranto consideró que Santiago Maldonado "podría haberse ahogado"
Juez y parte
A tono con el relato inicial del Gobierno, desvinculó a Gendarmería de la desaparición de Maldonado y consideró que "podría haberse ahogado" al escapar de la represión. "No le encuentro consistencia a la versión de que fue capturado por la Gendarmería", afirmó. También rechazó que haya sido atacado por algún gendarme.  "No veo elementos que me permitan sostener que pudo haber sido herido de gravedad por un disparo a corta distancia o una piedra, por uno o más gendarmes", dijo.

El juez federal de Esquel Guido Otranto, quien investiga la desaparición forzada de Santiago Maldonado, consideró que la hipótesis "más razonable" es que el joven "podría haberse ahogado" en el río Chubut al escapar del operativo de Gendarmería en la comunidad mapuche Resistencia Cushamen el 1 de agosto. 

"La hipótesis de que (Maldonado) se podría haber ahogado es una de las opciones que me parecen más razonables, de acuerdo con la interpretación de las pruebas que estoy realizando", afirmó. "No veo elementos que me permitan sostener que pudo haber sido herido de gravedad por un disparo a corta distancia o una piedra, por uno o más gendarmes", dijo.

El magistrado, en una entrevista al diario La Nación, señaló que tres personas identificaron a Maldonado entre los manifestantes, por lo que sostuvo que no tiene elementos "para dudar de que haya estado allí" el 1 de agosto.

La posición del juez Otranto vuelve al relato inicial del Gobierno, que desvinculaba a Gendarmería de la desaparición de Maldonado. "No le encuentro consistencia a la versión de que (Santiago Maldonado) fue capturado por la Gendarmería", apuntó. Agregó: "Tampoco veo elementos que me permitan sostener que pudo haber sido herido de gravedad por un disparo a corta distancia o una piedra, por uno o más gendarmes".

Otranto señaló que "el punto crucial" de lo sucedido es el momento en que los gendarmes llegan a la ribera del río Chubut al entrar en la comunidad mapuche. En este sentido, apuntó que los testimonios que tomó a los gendarmes "contradicen que allí se hubiera producido una captura".

El magistrado afirmó que con la información que reunió en base a testimonios "de la gente de la comunidad y de los gendarmes" está "en mejores condiciones de evaluar qué pasó en esos instantes, que fueron hasta llegar al río" y que "el repliegue (de los gendarmes) también fue rápido".

"Falta algún testimonio más, pero tengo un panorama mucho más claro. No lo puedo adelantar, ya que necesito terminar de producir la prueba, escuchar a las partes que aleguen sobre ésta y de ahí tomar una decisión", explicó.

"Sí estoy en condiciones de afirmar que el ingreso de Gendarmería (a la comunidad mapuche), y lo que pasó en esos minutos cruciales, está mucho más claro. No creo que un exceso explique la desaparición" de Maldonado, puntualizó el magistrado.

"Nunca tuve la versión de la comunidad (mapuche) de que (a Maldonado) le hayan tirado una piedra, o lastimado en el río, o que le hayan tirado un tiro, o algo por el estilo. Esa versión nunca apareció. Nadie está reconociendo algo tan determinante", subrayó.