Encapuchados y trolls
Los desconocidos de siempre
Imagen: Facebook: Mónica Morer

La Policía de la Ciudad y los encapuchados volvieron a montar su propio show en paralelo a una masiva movilización que reclamó justicia por Santiago Maldonado, quien desapareció el 1 de agosto tras la represión de la Gendarmería en el Pu Lof de Cushamen, y su cuerpo fue encontrado 78 días después a metros de la zona donde ocurrió el operativo violento de la fuerza federal. Un grupo de pocas personas, que fueron desplazadas de la marcha por quienes marcharon a Plaza de Mayo, rompieron vidrios de locales comerciales y generaron incendios a varias cuadras y después de finalizado el acto. 

Los encapuchados buscaron incorporarse a la fila de miles que se acercaron hasta la Plaza de Mayo —donde cerca de las 19 Sergio Maldonado volvió a reclamar "qué pasó y quienes fueron los responsables" de la muerte y del entorpecimiento y encubrimiento—, pero las personas que se acercaron a reclamar justicia por el joven de 28 años volvieron a registrarlos, aislarlos y echarlos de la movilización, como también había ocurrido en octubre, cuando otro grupo de encapuchados atacó a fotógrafos y camarógrafos.    

La aparición de encapuchados se hizo regla en las movilizaciones desde el 1 de septiembre, cuando después de una desconcentración pacífica, la Policía de la Ciudad aprovechó algunos incidentes para montar una cacería y detener a 31 personas, que en su mayoría denunciaron ser arrestadas de manera irregular.

Entre los detenidos hubo trabajadores de prensa, personas que habían desconcentrado de la Plaza mucho tiempo antes y personas que salían de su trabajo. A pesar de eso, el juez Marcelo Martínez de Giorgi procesó por "intimidación pública" a 22 de los 31 detenidos, dando por válidas solamente las pruebas presentadas por la Policía porteña.  

Además de la reiterada aparición de encapuchados, que generan disturbios para que minutos después intervenga la Policía de la Ciudad, en la previa de la marcha se impuso en las redes a través de trolls y bots el hashtag #YoNoVoy. 

Imagen Facebook Mónica Morer
La gente echó a los encapuchados que quisieron llegar a la Plaza