Cartas de lectores
Central

De entrada, quiero brindar las disculpas del caso por los magros resultados de estos meses, a pesar de la convicción en lo transcurrido, tomando la responsabilidad debida por este presente deportivo con el mismo dolor de ustedes, pero que jamás debe paralizarnos.

El viernes se perdió un partido importante, la pelota no entró, se jugó muy mal en estos meses (da vergüenza vernos en la tabla), y entonces todo eso que institucionalmente es tan trascendental pasó a un segundo plano, o a un tercero. Incluso hasta lo deportivo tan bueno reciente ya quedó muy atrás en la memoria. Invito a que "el gran árbol del fútbol" no tape "el gran bosque institucional". A pesar del dolor y la tristeza, a no dejar de valorar este camino construido entre todos. No sólo por esta CD, sino por todos los canallas de bien.

En ocasiones el fútbol en Central fue ese "árbol" que tapaba un bosque devastado. En el 95 fue de público conocimiento que los jugadores referentes del plantel costeaban parte de los viajes de la Copa Conmebol porque el club no tenía dinero para cubrirlos y sin embargo se salió campeón. En el mismo sentido, hace unos meses el Profe Alejandro Mur (P.F de Edgardo Bauza como DT) me contaba que durante toda la Copa Libertadores 2001 en la que llegamos a jugar la semifinal contra Cruz Azul, su esposa lavaba las camisetas del plantel porqué Central no le pagaba a la lavandería. Y sin embargo llegamos a instancias decisivas del torneo continental más importante. Y de esos ejemplos en distintos momentos de nuestros últimos 30 años hay cientos.

Desde hace 3 años no hay técnico o jugador que no destaque el presente institucional de Central. Desde ya que el fútbol siempre debe ser la prioridad máxima, es lo que motoriza al resto, por lo que respiramos.

Hoy no estamos bien, por eso hay que meter mano urgente y revertir este momento tan incómodo y negativo. El año que viene, cuando termine nuestro mandato, tiene que haber otros canallas que quieran y puedan continuar este camino, porque estoy convencido de que es este. Costó muchísimo pero hoy Rosario Central se transformó en una gran institución que debemos defender y cuidar entre todos.

 

Luciano Cefaratti
Vicepresidente de Rosario Central