Represión en Neuquén

Por tercer día consecutivo, la policía neuquina dispersó ayer con balas de goma y gases lacrimógenos a estatales provinciales que se manifestaron frente al acceso central de la Ciudad Administrativa Ministerial (CAM), en el marco del reclamo sindical por el convenio colectivo del sector salud. Los incidentes se iniciaron al mediodía en el acceso central de la CAM, ubicada a 20 cuadras del centro de Neuquén, donde se concentró un grupo de estatales. Efectivos antimotines, ubicados dentro y fuera del predio, los dispersaron con balas de goma y gases lacrimógenos que incluso afectaron viviendas de un barrio vecino.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ