La vicepresidenta de Oxfam renunció por abusos sexuales de miembros de la ONG
El escándalo no humanitario
Una investigación del Sunday Times destapó 87 casos en los que estuvieron involucrados integrantes de la entidad enviados a misiones internacionales. Contrataron prostitutas, algunas menores de edad, con fondos del Reino Unido.
Mark Golding, responsable de Oxam, y Caroline Thomson, del consejo de administración.Mark Golding, responsable de Oxam, y Caroline Thomson, del consejo de administración.Mark Golding, responsable de Oxam, y Caroline Thomson, del consejo de administración.Mark Golding, responsable de Oxam, y Caroline Thomson, del consejo de administración.Mark Golding, responsable de Oxam, y Caroline Thomson, del consejo de administración.
Mark Golding, responsable de Oxam, y Caroline Thomson, del consejo de administración. 
Imagen: EFE

La número dos de la ONG británica Oxfam, Penny Lawrence, renunció ayer a su cargo por el escándalo relacionado a abusos sexuales de integrantes de la ONG en misiones humanitarias internacionales. El escándalo se hizo público por una nota del diario The Sunday Times del viernes, que denunció que trabajadores de Oxfam estuvieron involucrados en 87 casos de abusos el año pasado en campañas en Haití. La ministra de Cooperación británica, Penny Mordaunt, anunció que el gobierno de Reino Unido cortará los fondos a todas las ONG que no cumplan con los estándares de comportamiento. 

Mordaunt sostuvo que “no estaba informada” sobre los abusos cometidos por parte de integrantes de Oxfam, organización con sede en Oxford, para lo cual los directivos de la ONG desviaron fondos del Reino Unido y los destinaron a contratar prostitutas, algunas menores de edad, en Haití en 2012. “En relación con Oxfam y con cualquier otra organización que tenga problemas de salvaguarda, esperamos que cooperen plenamente con las autoridades. Cesaremos los fondos a cualquier organización que no lo haga”, advirtió la ministra. Mordaunt informó que su cartera financió en 2017 con 32 millones de libras esterlinas a Oxfam, y acusó a la organización de fracasar en su “liderazgo moral”.

El escándalo sobre los casos de abusos por parte de miembros de organizaciones humanitarias se conoció el viernes, cuando el diario The Sunday Times publicó un artículo en el cual revelaba que más de 120 trabajadores de ONGs estuvieron envueltos en casos de abusos el año pasado. Oxfam registró 87 casos de abusos; Save the Children, 31 –de los cuales diez “fueron puestos en conocimiento de la policía y las autoridades civiles”–; y la organización Christian Aid registró dos. El artículo denunció que un ex trabajador de la Cruz Roja y de la ONU, Andrew MacLeod, advirtió  que existe falta de respuestas contra la “pedofilia institucionalizada” entre los cooperantes.

La nota relata que luego del terremoto en Haití en 2010, integrantes de Oxfam, entre ellos su jefe de entonces, Roland van Hauwermeiren, contrataron prostitutas con el dinero de la organización. Van Hauwermeiren admitió haber mantenido encuentros con prostitutas en una “villa” alquilada para él por la organización, pero abandonó su cargo sin recibir ninguna acción disciplinaria. Además, obtuvo de la directora ejecutiva de Oxfam en aquel momento, Barbara Stocking, una “salida por fases y digna” para evitar “implicaciones potencialmente serias” para la reputación de la ONG, según constató el diario. 

El artículo reveló que, en suma, Oxfam aceptó la renuncia de tres hombres y despidió a otros cuatro en el marco de una investigación sobre “explotación sexual, descargas de pornografía, abusos de poder e intimidaciones”. El diario The Observer publicó el domingo más acusaciones de un antiguo miembro de Oxfam, que detalló cómo los integrantes de la ONG contrataron prostitutas en Chad en 2006. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ