CONTRATAPA › CARTAS

IVA

Propongo la reducción de la tasa de IVA a cero para el ganado gordo listo para faena y de todos los cortes de carne vacuna hasta llegar al consumidor; por un tiempo de 90 días impactaría directamente en el bolsillo de los ciudadanos como mínimo en una reducción del 10 por ciento en el precio de carnicería.

En los grandes conglomerados suburbanos el carnicero compra la carne a precio final, sin muchas formalidades, y casi siempre rozando la evasión impositiva. Con IVA tasa cero no existirían distorsiones ni doble status sanitario: todos los frigoríficos, exportadores y consumidores podrían competir libremente, por eso creo que la disminución de precios puede superar el 10 por ciento.

La libre competencia no tardará en bajar los precios al público cuando además la reducción del impuesto desestimule a los que faenan en negro y cobran la carne al mismo precio que quienes pagan sus impuestos.

El Estado no verá disminuido sus ingresos, pues con la baja de precios se retomarían las exportaciones y el consiguiente cobro de derechos de exportación, además por el tiempo que dure la reducción los exportadores no reclamarán devolución de créditos fiscales.

El productor no cobrará el IVA de la venta de ganado gordo, pero generalmente su declaración de IVA es anual y el plazo de la reducción es corto.

Esta propuesta debe ser acompañada de un grupo de medidas tales como la selección de cortes populares con precios subsidiados, políticas para aumentar el stock ganadero y determinación de kilaje de faena conveniente para el país.

Víctor Resti

DNI: 14.462.601

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.