CONTRATAPA › SEIS AÑOS DEL 19/20 DE DICIEMBRE DE 2001

Caminando con las asambleas

 Por Rubén Dri

Toda gran pueblada señala un límite histórico. Clausura una etapa de la historia y comienza otra. Señala los grandes problemas que el pueblo ha de resolver más o menos en los treinta años siguientes. Entre esos grandes problemas siempre hay uno que es fundamental. Es el gran aporte de la etapa. Así, en la pueblada del 17 de octubre de 1945 el gran aporte fue la participación de los sectores populares en el espacio político y en el reparto de la riqueza.

El gran aporte del Cordobazo (29 de mayo de 1969) fue la disputa del poder por parte de los sectores populares. Ya no simplemente participación en el poder de las clases dominantes, sino la voluntad de disputar el poder en serio para la construcción de una nueva sociedad que terminase con la dominación de unas clases sobre o tras. Era el proyecto de la “patria socialista”.

¿Cuál es el aporte fundamental de la pueblada del 19-20 de diciembre de 2001? Es una nueva manera de disputar el poder que podemos denominar el “método asambleario”. En la concepción anterior del poder, éste se disputaba mediante el partido o la organización previamente formada que dirigía las luchas populares. La puesta en marcha de esa concepción tuvo logros y fracasos, hasta mostrar su agotamiento con la derrota de los movimientos revolucionarios del Tercer Mundo y la caída del denominado “socialismo real”.

Se replantea entonces, desde la práctica más que desde la teoría, que llega un poco tarde, como el búho hegeliano, el problema del poder de otra manera. Antes se lo quiso tomar mediante la organización revolucionaria previamente organizada, ahora se lo quiere construir mientras se camina. Es el método asambleario. Es lo nuevo, teniendo en cuenta que en historia nada es completamente nuevo, nada comienza de cero. Todo lo que se crea en realidad se re-crea, lo que se pone, se pre-supone.

La novedad consiste en que lo que antes había quedado en cierta manera soterrado o negado, ahora aparece en plena claridad, afirmando. El método asambleario supone, en primer lugar, que el poder no está en ningún lugar, que no es algo que hay que tomar. El poder no es. Las cosas son. El poder se construye al mismo tiempo que se construyen los sujetos, es decir, las relaciones intersubjetivas que son relaciones sociales.

Construir poder es construir nuevas relaciones sociales, nuevos sujetos. El método asambleario exige que este nuevo poder se construya horizontalmente, de abajo hacia arriba. La nueva sociedad no aparecerá de repente cuando se haya tomado el poder, sino que se irá construyendo en el camino. El caminar de las asambleas es el irse formando la nueva sociedad.

En esta construcción es fundamental no confundir el horizonte, la utopía, hacia la que se camina, la sociedad de iguales, plenamente horizontal, con el proyecto o los proyectos. Estos son los que constituyen el caminar. Siempre limitados, siempre solicitados por el más allá de los límites. Si la asamblea no se organiza, no distribuye funciones, no soporta ningún tipo de liderazgo, se desgranará como las cuentas del rosario en las que se ha roto el hilo que las tenía unidas.

El gran desafío, la gran deuda, que tienen por delante los movimientos asamblearios de diverso tipo que circulan por el país es la superación como organización política que se ponga a disputar en serio el poder mediante su propia construcción del mismo. Sólo entonces se irán todos. Se trata de procesos, no de acontecimientos que aparecen de repente sin que se sepa de dónde proceden.

Bolivia, Venezuela, Ecuador, de distinta manera, con diferentes y fuertes conflictos y contradicciones, hoy están transitando este camino que, en realidad, atraviesa a toda Latinoamérica y, por supuesto, también a nuestro país. Un poder político que se apoya en el movimiento popular es importante, pero lo fundamental es que el movimiento popular construya el poder político. De eso se trata.

Compartir: 

Twitter
 

 
CONTRATAPA
 indice
  • SEIS AÑOS DEL 19/20 DE DICIEMBRE DE 2001
    Caminando con las asambleas
    Por Rubén Dri

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.