SOCIEDAD › TRABAJADORES DEL SUBTE RECLAMAN UN AGUINALDO EXTRA

Un paro con alcance parcial

Pese a la medida, el subte funcionó, aunque con algunas demoras. Los trabajadores dispusieron el paro tras un enfrentamiento con militantes de la UTA. Aseguran que hoy el servicio será normal.

 Por Laura Vales

En reclamo de un aguinaldo extra y en rechazo a la agresión por parte de militantes de la Unión Tranviarios Automotor, los trabajadores del subte cumplieron ayer un paro que provocó demoras en el servicio, pero no lo paralizó. A diferencia de lo que venía ocurriendo en conflictos anteriores, ayer Metrovías montó un servicio de emergencia que funcionó bajo custodia de la Policía Federal. De esta manera, los trenes circularon, aunque de manera espaciada, con demoras de entre 15 y 40 minutos, y la concesionaria cerró más temprano sus puertas que lo habitual. Los trabajadores anticiparon que hoy los subtes funcionarán normalmente, pero discutirán en asambleas por línea nuevas medidas.

Los delegados piden una suma extra para fin de año que compense el aumento en el costo de la vida y el cumplimiento de un acuerdo sobre ascensos y promociones firmado en diciembre de 2006. Por esto tenían previsto iniciar un plan de lucha con retención de tareas, pero el conflicto se endureció por la entrada en escena de la patota del sindicato cuya conducción está enfrentada a los representantes de base. El lunes, los delegados se disponían a anunciar las medidas con una conferencia de prensa en el Hotel Bauen, cuando un grupo de la UTA llegó al lugar en un colectivo sin patente e interrumpió el anuncio. Hubo empujones, gritos, volaron sillas, la cámara de un medio fue rota. En su retirada, los agresores intentaron romper la gruesa puerta de vidrio de la entrada del hotel, aunque no lo consiguieron.

Horas más tarde, la conferencia de prensa se realizó en la estación Primera Junta. Cuando la mayoría de los delegados ya se había ido, los de la UTA reaparecieron y golpearon a cuatro trabajadores. Las medidas de fuerza se transformaron en un llamado al paro por 24 horas sin asistencia a los lugares de trabajo.

Al final del día, Metrovías y el cuerpo de delegados discreparon sobre el grado de acatamiento que tuvo la medida. Según la empresa, “el 70 por ciento” de los empleados trabajó, “es decir que los trenes fueron manejados no sólo por personal jerárquico, sino también por el personal que cumplió sus funciones normalmente”, aseguró Lucila Maldonado, vocera de la concesionaria. En cambio, los delegados evaluaron que el paro tuvo una adhesión del 95 por ciento: “Lo que dice la empresa es imposible; todo el mundo vio el servicio que dieron, con demoras de hasta 40 minutos entre tren y tren”, señaló Roberto Pianelli.

La medida de fuerza fue cuestionada por el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, quien la calificó de “irresponsable” y la atribuyó a “un sector minoritario de trabajadores”. Jaime también consideró que se estaba frente a “una extorsión que pone de rehén a la gente”. Mientras tanto, los voceros del Ministerio de Trabajo informaron que hubo contactos informales con las partes en conflicto en vistas a un acuerdo, que finalmente no se logró. Una reunión convocada en la sede de esa cartera entre la UTA y Metrovías fue suspendida y postergada para hoy. En esas conversaciones no estarían incluidos los representantes de base, que ayer reclamaron ser llamados a la negociación. La vocera de la empresa también sostuvo que Metrovías “siempre se mantuvo abierta al diálogo”.

En la jornada de hoy, mientras se decide cómo sigue el conflicto, la novedad será la presentación de una denuncia judicial contra el grupo de la UTA. Ocurre que varios de sus integrantes ya fueron identificados y serán demandados judicialmente por los trabajadores agredidos y por sus pares del Hotel Bauen. Así lo anticiparon Pianelli y Fabio Resino, integrante de la cooperativa que gestiona el hotel. Uno de los militantes sindicales identificados es Alejandro Lacuaniti, integrante de la UTA y ex adscripto a la comisión directiva del sindicato en representación del subte. Como se movieron a cara descubierta y frente a las cámaras, la actuación del grupo quedó registrada.

Compartir: 

Twitter
 

La mayoría de los coches fue conducido por personal jerárquico, custodiados por policías.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.