CULTURA › UN PROYECTO DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

La cultura, pensada como una inversión a largo plazo

El martes será presentado en sociedad un plan que establece políticas de Estado hasta el 2010, bajo la certeza de que la ciudad será un “centro de producción y difusión” de primer nivel mundial

 Por Oscar Ranzani

En tiempos de crisis y confusión, parece quimérica cualquier idea que supere el cortoplacismo. Sin embargo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se dispone a hacer público un proyecto que abarca desde la actualidad hasta el 2010. Ambicioso y extenso, el Plan Estratégico de Cultura de la Ciudad, denominado “Buenos Aires crea”, aspira a que en el aniversario del bicentenario de la Revolución de Mayo, la Capital Federal esté considerada como un “centro de creación, producción y difusión de la vida cultural de Latinoamérica y del mundo de habla hispanana”. El año pasado la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad puso en marcha un proyecto ejemplar. Pasado mañana, el secretario Jorge Telerman presentará el informe final del plan en el marco de las jornadas internacionales Planificación Cultural para el Desarrollo de la Ciudad, que se realizarán en el Salón Dorado de la Casa de la Cultura (Avda. de Mayo 575, 2ª piso). Los cuadros que ilustran esta página muestran que una de las caracterìsticas centrales de Buenos Aires es sus posibilidades de consumo de cultura y espectáculos.
La iniciativa –que será presentada por el Ejecutivo porteño como proyecto de ley ante la Legislatura– está dividida en dos fases: el diagnóstico y formulación estratégica y el diseño para la aplicación del plan operacional concreto. Telerman convocó a numerosas personalidades del mundo artístico para la elaboración del Plan Estratégico y nombró a Eduardo Rovner y a José Luis Castiñeira de Dios como directores del proyecto. Otras figuras que colaboraron fueron Luis Brandoni, Rubens Correa, Tito Cossa, Rodolfo Hermida, Nora Hochbaum, Onofre Lovero, Ricardo Manetti, Adelaida Mangani, Hugo Midón, Ariel Ramírez, Sergio Renán y Salvador Samaritano, entre otros. “Históricamente las secretarías de Cultura se han preocupado de la difusión de los consagrados. La crítica del sector cultural era que no había políticas de generación cultural. Entonces, nosotros nos propusimos (convocados por Telerman) diseñar un plan estratégico que tenga en cuenta las distintas necesidades”, dijo Rovner a Página/12.
Una vez realizado el diagnóstico, se diseñó el plan operacional que consta de dos fases: 2000-2006 y 2007-2010. El motivo de esta división responde, según Castiñeira de Dios, a que “el primer período hace a la implantación del plan, al fortalecimiento de las instituciones, al equilibrio de aquellos aspectos que el diagnóstico señala como desequilibrados en el desarrollo cultural. Una vez que esto esté consolidado se pondrá en marcha la segunda fase, que será más expansiva”.
El plan operacional consta de siete líneas estratégicas, que son la columna vertebral de “Buenos Aires crea”: hay una destinada a la organización y el funcionamiento del propio plan. Las otras seis, relacionadas con temáticas específicas. Cada una de ellas está compuesta por los programas que se pondrán en marcha y los proyectos que cada uno abarca. La Nº 0 “Buenos Aires crea talentos”, destinada a la organización y concreción del plan, tiene que ver “con un consenso con el medio cultural para ver cuáles son las necesidades y cuál sería el mundo deseado para la actividad cultural. Para esto, durante el año pasado, estuvimos viendo con los distintos sectores de la vida cultural cuáles eran las necesidades y cómo se podían resolver”, explica Rovner. Por eso se diseñó el “Programa de Interrelación con el medio cultural”, para canalizar aportes y sumar apoyos al pla “Buenos Aires crea”. Dentro de este programa figuran la puesta en marcha del foro permanente de políticas culturales que ya está en actividad y que funciona como órgano permanente de consulta de temas relacionados con la implantación del plan. Por otro lado, se seguirán desarrollando las jornadas nacionales e internacionales de reflexión y debate que sirven como complemento del foro.
La línea 1 “Buenos Aires crea talentos” hace hincapié “no tanto en la difusión sino en la generación de talentos”, apunta Rovner. Está formada por los programas “Estímulo a la creación artística” (orientado a favorecer la actividad creadora a través del apoyo necesario para el desarrollo de losartistas), “Perfeccionamiento de la formación artística” (cuyo objetivo es la puesta en marcha de un sistema de capacitación para los representantes del sector cultural) y, por último, el programa “Sensibilización artística” (tendiente a facilitar el acceso al arte de niños y adolescentes). Entre los proyectos de este último se realizarán los talleres pedagógicos “Enseñando artes”, destinados a niños y adolescentes de escuelas primarias y secundarias. Su objetivo es impulsar la creación musical, teatral, literaria, audiovisual y plástica. Por otra parte, las “Olimpíadas culturales de la ciudad” estarán orientadas hacia los estudiantes de escuelas medias, que podrán participar de concursos anuales en los que desarrollarán trabajos artísticos.
Rovner comenta que la línea 2 “Buenos Aires crea producción” apunta a la “potenciación de la pequeña y mediana industria cultural y de las instituciones culturales mediante la formulación de ayudas a la creación de nuevas empresas e instituciones y la revitalización de las actuales”. Uno de los programas que la componen es “Estímulo a la producción”, en donde se destaca el proyecto de creación de un Fondo Metropolitano de las Artes, un organismo autárquico destinado al financiamiento de las actividades artísticas y culturales de la ciudad. También cobrará vida el “Estímulo a las pymes culturales”, para facilitar líneas de crédito que favorezcan a las pymes culturales y nacionales. Teniendo en cuenta el incremento de la actividad cinematográfica que se desarrolla en la ciudad, el proyecto “Procine” promoverá la creación de un organismo específico para apoyar los medios audiovisuales en el área metropolitana. El programa “Creación de nuevas instituciones culturales” tiene varios proyectos: la creación del Centro de Nuevas Tendencias, Museo de Ciencia y Técnica de la Ciudad y un Centro Teatral Descentralizado. Un proyecto de desarrollo programado conjuntamente por la ciudad y otras administraciones es la creación de la Ciudad de la Música: una sala de conciertos con capacidad para 1800 personas, otra dedicada a la música de cámara y en el predio destinado se construirá el Museo de la Música, un Instituto de Altos Estudios Musicales, salas de ensayo y de grabación. El programa “Revitalización arquitectónica de instituciones culturales actuales” comprenderá, por ejemplo, la reforma edilicia del C.C. San Martín.
La línea estratégica 3 “Buenos Aires crea difusión” plantea “cómo se puede difundir la creación cultural, inclusive geográficamente. Lo que nosotros proponemos ahí es una descentralización de la vida cultural. Porque la vida cultural se concentra en determinados lugares. Hay ciertas zonas con mucha densidad y hay otras que tienen poco desarrollo cultural”, apunta Rovner. El programa de descentralización está formado por tres proyectos: “Redes” (que buscará colocar en red centros culturales, bibliotecas y museos para coordinar la comunicación), “Cultura Solidaria”, que buscará convocar a intérpretes y creadores de la ciudad para generar actividades que lleguen a los sectores más necesitados. En tanto, el “Programa de Promoción del Patrimonio Tangible e Intangible” cuenta con tres proyectos: “Buenos Aires. Capital del Tango” que buscará consolidarla como la ciudad del 2x4, “Promoción del Patrimonio y los Museos” y “Promoción del Folklore y las tradiciones populares”, destinada a jerarquizar las manifestaciones vinculadas con las expresiones regionales.
“En la línea 4 ‘Buenos Aires crea identidad’, pretendemos que el dinamismo cultural de Buenos Aires se muestre en toda la ciudad, se incorpore a la vida cotidiana de las personas y de sus barrios y contribuya a la mejora del sentimiento de identidad y orgullo ciudadano”, indicó Castiñeira de Dios. El “Programa de valorización del Patrimonio Histórico-Cultural” comprende el proyecto de revitalización de varios sectores tradicionales de la ciudad, algunos de los cuales ya están en marcha: revitalización del casco histórico de San Telmo-Monserrat, del área sur de la ciudad, de bares notables, “Corrientes despierta”, Calle de los artistas, etc. El programa “Sensibilización ciudadana” comprende el proyecto “Concientización ciudadana sobre el valor del PatrimonioHistórico Cultural”, cuyo objetivo será divulgar la relevancia del patrimonio arquitectónico, urbanístico y cultural de la ciudad.
Castiñeira de Dios señala que “la segunda etapa tiene que ver con la proyección internacional. La línea 5 ‘Buenos Aires crea en Latinoamérica’ y la línea 6 ‘Buenos Aires crea en el mundo de habla hispana’ apuntan a la relación con Latinoamérica e Iberoamérica”, comenta. El objetivo es que Buenos Aires sea reconocida en Latinoamérica e Iberoamérica como una ciudad de creadores, que produce grandes eventos culturales anuales de convocatoria internacional y que sea vista como una metrópolis de turismo cultural de calidad. “La idea es trabajar sobre una Buenos Aires que se asume como una de las capitales culturales de Iberoamérica.”

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Rovner y José Luis Castiñeira de Dios, directores del Plan Estratégico de Cultura del Gobierno de la Ciudad.
 
CULTURA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.