DEPORTES › OPINION

¿Cuánto miden Iniesta y Xavi?

 Por Diego Bonadeo

“Hay que dar vuelta el mundo como la taba//el que no cambia todo, no cambia nada...” parece estar haciéndose carne en la cultura futbolera.

A la ya casi universalmente reconocida belleza del juego en prácticamente todos los equipos de la Premier League inglesa –es cierto que con casi mayoría de jugadores no británicos– y a los paulatinos atractivos del fútbol español con Barcelona como portaestandarte, se siguen agregando adeptos impensados hasta no hace demasiado tiempo.

Propios y extraños festejamos –quien esto escribe también, ¡y cómo!– que el fútbol del equipo catalán sea reconocido no solamente por ganar la Champions League (que es la mayor competencia europea, pero también el máximo torneo de clubes del mundo), la Liga de España y la Copa del Rey, tres consagraciones apretadas en catorce días, sino, y muy especialmente, por la manera no en la que gana sino en la que juega.

En la final de la Champions League, mientras un menesterosamente desconocido Manchester United se refugiaba en inexplicables precauciones, los muchachos del Nano Serrat, con Xavi e Iniesta a la cabeza, ganaban 1-0 e iban por más, como para terminar con las patrañas de “cerrar los partidos”, “preservar la diferencia”, “conservar el resultado”, “los partidos de Copa son así”, “las finales no se juegan, se ganan” y demás paparruchadas habitualmente enarboladas por el resultadismo que seguramente por estas horas tratará de explicarse y de explicar, sin éxito, cómo es posible que los dos petisos –los citados Iniesta y Xavi– con complicidades varias –como la de Messi (foto, ayer en los festejos en el Nou Camp)– hayan producido el milagro de la belleza. Peor para ellos: ¿cómo puede ser si son tan bajitos?

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared