DEPORTES › FONTANA RECLAMA RETRACTACIóN, DI PALMA DICE QUE NO PASó NADA

Sigue a fondo la pelea en la pista

El ex piloto de Fórmula 1 exigió una disculpa del otro arrecifeño, que lo acusó de correr drogado. Cómo fue el episodio entre ambos.

 Por Pablo Vignone

La polémica entre Norberto Fontana, el ex piloto de Fórmula 1, y Marcos Di Palma no disminuye después del vergonzoso episodio que protagonizaron el domingo en el autódromo de Interlagos, en San Pablo, donde ambos fueron excluidos de la carrera de TopRace de la que participaban por tomarse a golpes en la oficina de los comisarios deportivos. Fontana le exigió a Di Palma que se disculpara por haberlo acusado de consumir drogas, pero el otro piloto de Arrecifes, que aún no retornó al país –venía viajando en su motorhome desde Brasil– trató de minimizar los incidentes.

“Estoy dispuesto a sentarme a hablar con Marcos, no tengo problemas –dijo Fontana–. Lo único que le pido es que se disculpe públicamente por lo que dijo. Me trató de drogadicto, cuando en el automovilismo todos saben que soy un tipo sano”, afirmó.

“Si Norberto decía que era mi amigo, ¿cómo podía mentir diciendo que yo le había pegado un bombazo? –retrucó Di Palma hablando con el programa radial Turismo Carretera– ¿Cómo va a decir eso? Realmente no lo quiero ver más”, aseguró el otro arrecifeño.

Fontana y Di Palma discreparon sobre el incidente que los involucró en la Ese de Senna del autódromo de Interlagos, durante la última vuelta de la primera serie de la carrera. El ex F-1 insistió en que Di Palma lo había tocado, y éste reaccionó asegurando que Fontana estaba “drogado”.

Un testigo de la pelea relató el episodio ante Página/12: “Fontana estaba dialogando con los comisarios deportivos –dijo la fuente, que prefirió el anonimato–, quienes le comunicaron que no interpretaban el incidente de la manera en que él lo veía. En ese momento entró Di Palma”.

Según el relato, este último encaró directamente a su coterráneo, comenzó a insultarlo y lo escupió. “Lo tomó del cuello del antiflama y siguió gritándole –continúa la fuente–. Pero cuando le dijo ‘corn...’, Fontana reaccionó y lo tomó por los pelos. Marcos lo tomó del cuello, como si fuera a estrangularlo, pero Fontana le tiró una trompada y con el envión, ambos rodaron por el suelo.”

Esa parte del relato fue corroborada por Fontana: “Lo agarré del pelo y las orejas y terminamos los dos en el piso”, confirmó.

Allí, los dos comisarios deportivos, Roberto Saibene y Sergio Garone, intentaron separarlos. En la misma oficina estaban transmitiendo la carrera dos radios argentinas y los enviados de Canal 13, que vieron el incidente. “Saibene agarró a Marcos, que le había aplicado una llave a Fontana como para quebrarle un tobillo, mientras Garone quería separar a Fontana.” Uno de los periodistas presentes quiso colaborar en la tarea, pero corrió riesgos de recibir algún golpe adicional.

“Ahí lo sacaron a Fontana de la oficina y Di Palma se quedó hablando con los comisarios –relató la fuente–. A Norberto tuvieron que darle un calmante para tranquilizarlo.”

Di Palma negó por radio que hubiera existido un intercambio de golpes. “Cerré la puerta de la oficina, pero tendría que haberla dejado abierta para que alguien saque alguna foto o filmara lo que estaba pasando”, señaló.

“Me provocó todo el tiempo –acusó Fontana–, traté de evitarlo pero no pude. Como deportista tengo que ser un ejemplo, pero también soy un ser humano y reaccioné. Pasaron 10, 15 segundos y no me lo podía sacar de encima, ninguna persona se banca algo así.”

El hijo del recordado Luis Di Palma ha protagonizado varios incidentes con otros pilotos en los últimos años. En el 2008, se topó con Gabriel Ponce de León y con Leandro Carducci en dos carreras distintas en el autódromo de La Plata, y con Lionel Ugalde en Paraná; este año se trenzó con Laureano Campanera (el mismo que en Interlagos quiso agredir a su colega Henry Martin por un toque en la pista) en el autódromo de Buenos Aires y se ofuscó con Guido Falaschi en la pista de Concordia.

Por insinuar en 2003 que Juan María Traverso corría drogado, como hizo el domingo con Fontana, Marcos Di Palma fue llevado a juicio por el piloto de Ramallo, que le ganó la querella: Di Palma fue condenado a pagarle 30 mil pesos y a cumplir tareas sociales. Pero se especulaba ayer que Fontana no litigará contra su coterráneo.

“Cuando dije que estaba falopeado no lo quise decir en el sentido de que es un drogadicto, porque no es así –explicó Di Palma–, sino que me refería que por ahí había tomado algo que le había hecho mal. Podría ser el agua o el Red Bull que le dio alas”, dijo, en referencia a uno de los sponsors del ex piloto de Fórmula 1.

“Tengo que pedir disculpas por todo lo que pasó. Me siento avergonzado”, dijo ayer Fontana. “Yo fui a hablar con los comisarios por otro cosa que había pasado al inicio de la serie y no por el toque, ya que yo mismo consideraba que era una maniobra de carrera”, agregó. Ambos pilotos fueron compañeros de equipo a comienzos de este año en Turismo Carretera, en la escuadra JP, que Di Palma abandonó insatisfecho un par de meses atrás.

Algunos corredores rivales del ex piloto de Sauber en F-1 consideran que Fontana “siempre se queja” de ser víctima de incidentes en la pista. Ahora, lo mismo que Di Palma, se expone a una sanción por una falta que, a juicio de los comisarios deportivos, fue grave. Se habla de una suspensión de dos a cuatro carreras.

Compartir: 

Twitter
 

Marcos Di Palma niega haber agredido a Fontana.
Imagen: Alejandro Leiva
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.