DEPORTES › JUAN JOSé LóPEZ ROMPIó EL SILENCIO TRAS EL DESCENSO DE RIVER

“No me pueden reprochar nada”

El ex entrenador se hizo responsable por la debacle del equipo, pero denunció que las internas del club conspiraron contra su trabajo. “Hay un grupo que tiene mucho poder económico, que no es del oficialismo, y quiere estar en el club a cualquier costo”, resaltó.

El entrenador Juan José López rompió ayer el silencio tras haber descendido con River a la Primera B Nacional, lo que le costó el cargo, y consideró que nadie le puede “reprochar nada”. “Nadie me puede reprochar nada. Me hago responsable porque no se dieron los resultados, pero con el diario del lunes es fácil opinar”, resaltó. El ex conductor del equipo responsabilizó a un sector de la oposición por la pérdida de la categoría y señaló que “hay un grupo que tiene mucho poder económico, que no es del oficialismo, y quiere estar en el club a cualquier costo”. López volvió a dialogar con la prensa luego del empate 1-1 ante Belgrano, en el estadio Monumental, que determinó la pérdida de la categoría del equipo de Núñez.

En ese sentido, López dijo que “también hay gente en River que no es de River. Quieren hacer política y mueven hilos en beneficio propio. Por ejemplo, sabíamos que iban a invadir la cancha contra Belgrano y también que romperían todo en la Centenario”, argumentó López en declaraciones para Radio La Red.

Además, explicó que en las últimas semanas, donde el plantel luchó por quedarse en Primera “había un clima pesado y eso se sintió; había muchos intereses creados”. “La idea era salvarse a falta de cinco o seis fechas, porque si no la tormenta iba a ser grande. La empujaron desde afuera y cuando la tuvimos adentro ya era imposible sacarla”, añadió.

En tanto, analizó que el superclásico perdido fue un punto de inflexión: “Nos cambiaron al árbitro y no me quiero escudar en errores de terceros, pero pasaron cosas. Hubo equivocaciones muy puntuales en nuestra contra y el quiebre se produjo en ese partido, porque se empezó a dudar de lo bueno que se había hecho”.

Y luego amplió el panorama: “No tuvimos refuerzos por la mala situación económica del club y éramos conscientes de la parada que teníamos enfrente. Había un plantel justo y se debían buscar cambios según el momento”. “Hicimos una gran pretemporada y arrancamos bien, pero cierta parte de la prensa insistía en que nuestra propuesta no tenía que ver con la historia de River. Había muchos jóvenes y esa ambición del entorno nos deterioró”, se justificó López, que resaltó que intentó modificar el rumbo cuando el panorama era complicado. “No fui caprichoso. Parecía que estaba en el paraíso y ahora en el infierno, pero no es tan así. La vida te pone golpes y hay que tener fuerza para levantarse”, remarcó.

Por último, expresó su amor por River, su “segunda casa” y su “segunda familia”. “Quiero que vuelva lo antes posible”, reclamó. López no sólo dejó su puesto, sino que tampoco volvió a trabajar en las divisiones inferiores de la institución.

Compartir: 

Twitter
 

Jota Jota López aseguró que en el club “había un clima pesado”.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.