DEPORTES › OPINION

Hacen falta escuelas de entrenadores

 Por Facundo Sava *

Cada una, dos o tres fechas, un director técnico pierde su trabajo en el fútbol argentino. Problemas con los jugadores, problemas con los hinchas, problemas con los dirigentes, resultados no deseados. Esta realidad manifiesta, evidente, lleva generalmente a una pregunta: ¿cómo se capacitan los entrenadores argentinos?

Tengo un amigo en una empresa argentina con un plantel de 30 personas a cargo. Hace cursos de coaching, de creatividad, de manejo de grupos. “Las exigencias del mercado y la capacitación con la que llega la gente a trabajar con vos te obligan a adquirir nuevas herramientas día tras día”, me explicó.

El curso de director técnico en el país es realmente básico. Dura dos años: en el primero se hace hincapié en los juveniles y en el segundo, en temas relacionados con el fútbol profesional. Pero es evidente: no alcanza para convertirse en buen entrenador. Hay que seguir preparándose, estudiar, capacitarse más. Pero eso es ya una cuestión individual: ¿cuántos entrenadores en la Argentina hacen cursos de coordinación de grupos, de psicología en el deporte? ¿Cuántos viajan al exterior para ver entrenamientos de otros clubes, investigar, tomar buenos modelos?

Capacitar a los técnicos debe ser responsabilidad de los clubes y sus dirigentes. El Porto de Portugal es una escuela permanente de entrenadores. Hoy hay tres, con André Villas-Boas a la cabeza, en el Chelsea de Inglaterra; Domingo Paciencias y dos ayudantes manejan el Sporting portugués y hay otro en Académica de Coimbra. El máximo exponente de la escuela es, claro, José Mourinho, hoy en el Real Madrid. La base de la idea de juego es la pasión.

En el Porto se les enseña a ser constructores de equipos: son todos grandes organizadores y especialistas en jóvenes y en motivación colectiva, y ponen toda la energía en el trabajo táctico, a partir del cual trabajan lo físico, y no al revés. “Trabajamos nuestro estado de forma jugando, jugando y jugando. Privilegiamos el pase, la triangulación constante”, explican. En Real Madrid hay dos encargados de metodología de entrenamiento y por su despacho pasan todos los DT de las divisiones menores a proponer, crear y debatir sobre lo que se hace en el campo.

En Argentina, Lanús es el club que más se asemeja a los europeos. Proponen la capacitación de todos sus técnicos, desde la Primera hasta la última de las categorías de menores, a quienes también involucran en los entrenamientos del plantel profesional. Y otros clubes, de a poco, están tomando otro ejemplo: trabajo con el plantel por la mañana y estudio y análisis por la tarde. Sobre el equipo propio, sobre el rival, cómo mejorar el aspecto grupal, cómo mejorar a cada jugador individualmente. Y se les da mucha importancia a las correcciones a través del video: se pasan horas con los editores del material.

Capacitarse, tener herramientas para resolver la gran cantidad de obstáculos que se presentan día a día en todo plantel, ya sea cuestiones tácticas, técnicas, físicas, psicológicas, de manejo de grupo, relación con el periodismo, va a favorecer que los técnicos puedan estar más tiempo en sus clubes, y por ende que se pueda ver un fútbol mejor.

* Ex futbolista, entrenador.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared