DEPORTES › TENIS > EL OBJETIVO DE MARTíN JAITE PARA EL EQUIPO ARGENTINO DE LA COPA DAVIS

“Que sea como un viaje de egresados”

Desde Australia, el flamante capitán asegura que su intención es recuperar la alegría del grupo. “Tiene que ser algo divertido, más allá de todas las presiones”, remarcó el ex top ten, que además dejó otra sentencia: “Hay que tirar todos para el mismo lado”.

 Por Sebastián Fest

Desde Melbourne

Consciente de que el ambiente en los equipos argentinos de Copa Davis es tradicionalmente tenso, el nuevo capitán, Martín Jaite, tiene como meta que las cosas cambien por completo: quiere que los jugadores se diviertan. “La Copa Davis tiene que ser algo divertido”, le dijo Jaite a la agencia DPA en Melbourne, en la que explicó sus planes de cara a su nueva función, un “sueño” que perseguía desde hace 15 años.

Tan divertida pretende Jaite que sea la Davis, que apela incluso a la imagen de un viaje de egresados para hacer entender lo que se imagina como ambiente ideal. “Cuando yo asumí me dije: ‘Hay que tratar de que sea como un viaje de egresados’. Obviamente no quiero decir que sea una joda, pero sí que los jugadores digan ‘qué bueno que nos vamos de viaje’. Quizás es una utopía lo que pienso, pero lo pienso de verdad. Creo que es recontraviable, que se puede hacer.”

Una de las imágenes más impactantes de la final que Argentina perdió ante España en diciembre de 2011 en Sevilla fue la de su capitán, Modesto “Tito” Vázquez, prácticamente mudo. Vázquez casi no hablaba con sus jugadores durante los partidos, en especial con David Nalbandian, con el que la relación era mala. Jaite, que durante un año y medio fue entrenador de Nalbandian, confía en cambiar esa imagen, aunque reivindica a Vázquez como un gran capitán. “Quiero tratar de volver a eso de cuando éramos chicos, que se iba a los torneos nacionales, jugabas los interclubes y te divertías. La Copa Davis tiene que ser algo divertido, más allá de todas las presiones. Tiene que ser algo en lo que realmente se tenga ganas de estar y compartir”, remarcó. “Que sea divertido no quiere decir que no sea serio ni haya presión. Es poder sentarse en grupo y tirar todos para el mismo lado, querer que tu compañero gane, porque si gana tu compañero gana el equipo...”

Jaite se ve a sí mismo como un “coordinador de grupo” que intentará que las “tres o cuatro semanas” que los jugadores pasan juntos en la Copa Davis sean “semanas amenas”. A su subcapitán, Mariano Zabaleta, lo define como “coequiper” a la misma altura que él en cuanto a responsabilidades y decisiones. “Con Mariano creemos que también hay que trabajar mucho con los entrenadores. Ellos son los que realmente conocen a los jugadores, ellos son los que van a llevar el partido, no yo. Yo soy el nexo entre el jugador y su entrenador”, aclaró Jaite, que debutará en la serie ante Alemania del 12 al 14 de febrero en Bamberg.

El nuevo capitán argentino, de 47 años, confesó su “sorpresa” por la expectativa generada en torno de su designación. “Me sorprendió que hubiera tanta gente pendiente de a quién se iba a designar como capitán. A veces me parece que todo lo hacemos con mucho exceso”, comentó. Esa presión se multiplica ante la ausencia de Del Potro. “Lo positivo de la negativa de Juan Martín es que me lo dijeron con tiempo. Me hubiese encantado que jugara, pero tenemos que dar vuelta la página. En mi primera experiencia como capitán me deja tranquilo que tenemos un equipo con mucha experiencia. Los que debutan no son los jugadores, sino los capitanes”, remarcó. “Para mí el tema de Juan Martín, hoy, está cerrado. Si ganamos volveremos a abrir el tema, porque (el entrenador de Del Potro) Franco (Davin) me dijo que esta decisión fue por razones de calendario, pero que esto no significa que no esté para las próximas eliminatorias”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Jaite y la diversión en la Davis: “Obviamente no quiero decir que sea una joda”.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.