DEPORTES

Walter Herrmann, el basquetbolista argentino que asombra a España

El alero ya es estrella de la Liga de ese país, goleador y jugador más valioso, y fue convocado para jugar en la selección nacional.

El santafesino Walter Herrmann es la gran revelación de la Liga ACB, la segunda en importancia en el básquetbol mundial después de la NBA. Desde que llegó a España a mediados del año pasado para integrar el plantel del Fuenlabrada, el alero argentino no paró de sorprender con su capacidad, consolidándose como el goleador del torneo (22,25 puntos), segundo mejor rebotero (9,8 por partido) y cinco veces elegido el Jugador más Valioso del mes. Además, la semana pasada recibió el mismo premio en el Juego de las Estrellas y finalizó segundo en el campeonato de volcadas. Para completar un presente inmejorable, fue convocado por Rubén Magnano para incorporarse a la selección argentina de cara al Sudamericano. Tan impactante fue su tarea que incluso superó sus propias expectativas.
“No pensaba que podía llegar a jugar tan bien en España. Yo tenía mucha confianza en mis posibilidades, pero ni siquiera pensé que iba a jugar tantos minutos. Mi espejo estaba en otros jugadores argentinos que habían llegado acá y mostraron sus virtudes poco a poco”, explicó Herrmann, que está agradecido de haber caído en el Fuenlabrada, un equipo chico de la Liga ACB, pero que gracias a ello le dio la oportunidad de mostrarse más que de lo que hubiese podido en una institución más poderosa. “Tengo la gran suerte de contar con un entrenador que me da mucha confianza y me hace sentir importante. Las características del Fuenlabrada como equipo y como club también me ayudaron a destacarme. En otro lugar hubiese tenido que esperar mi turno más tiempo”, confesó Herrmann.
De acuerdo con su visión, haberse quedado en Argentina para completar su formación fue fundamental para esta realidad que esta viviendo. “Tuve mucha suerte de no venir antes a Europa. Tres años de experiencia en la Liga Nacional me sirvieron para madurar y para ver el básquet de otro modo. Yo era un jugador que pretendía mostrarme constantemente y, si no lo lograba, me desesperanzaba. Pero disputé los play-offs argentinos y gané una Liga. Eso me dio un plus de experiencia vital para jugar a buen nivel acá. Gané en tranquilidad y ahora leo mejor los partidos”, destacó el ex jugador de Atenas y Olimpia de Venado Tuerto.
Su aporte para el Fuenlabrada es tan determinante que ya despertó el interés de varios equipos importantes de España, como el Real Madrid o el Caja San Fernando. Incluso ya le llegaron algunos contactos desde la NBA, su meta futura como jugador, aunque no a cualquier precio. “Mi objetivo es jugar en la NBA, eso no lo voy a negar. Pero no me veo en esa Liga siendo un mero nombre en las estadísticas que acredite que yo estuve allá. Houston Rockets y San Antonio Spurs me hicieron llegar su interés para que acuda a un campus, pero yo quiero otra cosa”, señaló Herrmann, que está convencido de que no tener suficientes minutos limitará su crecimiento como jugador. “Quiero ir a un sitio en el que pueda jugar. Me gusta sentirme importante y participar. Si eso es posible, mi intención es jugar en Estados Unidos cuanto antes. Si no está esa chance, me veo más en un equipo grande de la ACB”, remarcó el argentino.
Más allá de que todavía tiene un año más de vinculación, su continuidad en el Fuenlabrada parece improbable. Los 400 mil dólares en que está tasada su rescisión de contrato es una suma muy accesible para los grandes de Europa, además de que conseguir un jugador que garantice sus prestaciones por tan poco dinero resulta casi imposible. “Sinceramente veo muy difícil seguir en la próxima temporada, pero no creo que haya problemas para resolver mi futuro y que el Fuenlabrada se vea recompensado. Aún no nos hemos sentado a hablar. Quedan siete partidos de la primera fase y todavía tenemos opciones de jugar por el título. Eso lo único que ahora me preocupa”, aseguró el alero. Y razón no le falta. El dinero que ingresará al club por su pase servirá para solventar gran parte del presupuesto y también permitirá reforzar el plantel para la temporada que viene. Además, la pelea entre varios equipos por seducir a Herrmann seguramente le brindará al Fuenlabrada la posibilidad de embolsar más euros que los que estipula la cláusula de rescisión. Un negocio redondo si se tiene en cuenta que la entidad madrileña le pagó 40 mil dólares a Atenas para llevarse a su actual figura.
Pese a su actualidad, la cuenta pendiente para Herrmann era la selección argentina. Apenas algunas apariciones esporádicas no parecían suficientes en relación con su calidad. Por eso, a partir de julio podrá empezar a saldarla cuando integre el plantel que dirige Magnano en el Sudamericano, que probablemente le servirá de trampolín para ganarse un lugar en el equipo que participará en el Prolímpico de Puerto Rico.
“Estoy muy agradecido a la confianza de Magnano. Es un orgullo estar en un equipo de tanto talento, que creo que es fruto de las oportunidades que los jugadores argentinos tienen de jugar en la elite desde muy jóvenes”, contó el santafesino, que de esa manera dejó cerrada una minipolémica con el entrenador surgida a partir de no haber sido convocado para la preselección del Mundial de Indianápolis.
“Estaba jugando increíble en Argentina, por eso fue una gran decepción. Pero una mañana me levanté y pensé que iba a estar todo el año en España y que, ya que no iba al Mundial, podía disfrutar de la familia durante tres meses. Es lo que hice”, relató Herrmann. Ahora le llegó el turno y seguramente disfrutará con no tener vacaciones este verano. Eso significará que se convirtió en una pieza clave en la selección argentina.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.