DEPORTES › NUNCA EN SU CAMPAÑA HABIA LLEGADO A LA TERCERA RONDA EN WIMBLEDON

Juan Mónaco pisa césped desconocido

El tandilense despachó al francés Chardy en cuatro sets. “Comencé a perderle el miedo al pasto”, señaló. Del Potro juega contra el japonés Soeda, alrededor de las 11, también buscando pasar a la tercera rueda.

El tandilense Juan Mónaco avanzó ayer por primera vez en su carrera a la tercera ronda del torneo de tenis de Wimbledon tras derrotar al francés Jeremy Chardy por 6-2, 3-6, 6-3 y 7-6 (5). El número catorce del mundo jamás había ganado un encuentro sobre césped antes del actual Wimbledon. En sus cuatro participaciones anteriores no consiguió superar la primera ronda ni tampoco disputó torneos previos en esa superficie.

“Siento una alegría muy grande después de mis dos victorias. Comencé a perderle el miedo al césped y eso me deja tranquilo. Antes le daba demasiada importancia sólo al polvo de ladrillo, pero ahora cambié”, resaltó Mónaco, que en el debut venció a su compatriota Leonardo Mayer. El tandilense tuvo enfrente a un rival con viejos pergaminos en Wimbledon: Chardy –de 25 años y ubicado actualmente 57 en el ranking– fue campeón del torneo junior en 2005, luego de vencer en la final al holandés Robin Haase. “Cada día que pasa y con cada entrenamiento me adapto mejor al césped. Con los piques de la pelota, con jugadas puntuales voy aceitando cosas que se logran ganando partidos y puedo pulir detalles”, analizó.

El cuarto set tuvo a Mónaco en ventaja, con un quiebre de servicio a su favor. Enseguida, el francés lo recuperó, pero la madurez que el argentino adquirió en el último tiempo resultaría determinante para no ir a un quinto set.

“Ya no me pongo tan nervioso como antes. Soy realista, no soy (el croata) Goran Ivanisevic, que mantendré siempre el saque. Estar tranquilo en momentos clave es algo que mejoré bastante”, analizó el tandilense de 28 años. Ese proceso de maduración al que Mónaco se refiere lo conduce a una actualidad que lo tiene dentro de los mejores catorce tenistas del mundo, aunque el hecho de acercarse al lote de los diez no le quita el sueño. “Lo digo hace bastante: no me quiero presionar por ser top ten, mi tenis lo va a decir. La cabeza está mejor, tengo más experiencia y madurez en la cancha. Ahora juego bien en los momentos importantes y tengo más paciencia que antes”, comentó.

Buscando el boleto a octavos de final, Mónaco se medirá con el ganador del encuentro entre el serbio Viktor Troicki y el eslovaco Martin Klizan, partido que tuvo que suspenderse por las malas condiciones climáticas en Londres. “Sé que ninguno de los dos está mal para una tercera rueda. Pero ellos también piensan lo mismo respecto de mí: estoy por primera vez en esta instancia. Es obvio que para ellos no es igual enfrentar a Federer o Djokovic que enfrentar a Mónaco”, destacó.

Mónaco consideró que 2012 es su mejor temporada en el circuito, a pesar de que en 2008 también logró colocarse dentro de los mejores catorce tenistas del planeta. La madurez es uno de los factores fundamentales en que hace hincapié. “Es mi mejor año, vengo cumpliendo pequeñas metas con mi grupo de trabajo. Mi nivel mejoró y siento que ahora puedo jugar bien en todas las superficies”, consideró.

El argentino –conocido además por ser un fiel adepto a las cábalas y supersticiones– no está muy cómodo en su actual ubicación en el ranking. “Ya me pasaron varias cosas siendo el 14º del mundo: en 2008 me rompí un tobillo en Chile, y este año lo mismo en Montecarlo. Preferiría estar colocado 13 o 15 en el ranking”, finalizó Mónaco con una sonrisa.

Compartir: 

Twitter
 

“Mi nivel mejoró, y siento que ahora puedo jugar bien en todas las superficies”, consideró Mónaco.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared