DEPORTES › RIVER Y BOCA VUELVEN A ENFRENTARSE OFICIALMENTE LUEGO DE MAS DE UN AÑO

El partido que ya tiene identidad propia

El encuentro más esperado del campeonato tendrá lugar hoy en el Monumental, desde las 15.30. A lo largo de la historia, ambos conjuntos han exhibido múltiples particularidades que toman mayor trascendencia con el paso del tiempo.

El superclásico del fútbol argentino volverá a jugarse hoy luego de más de un año de la última edición, ya que River sufrió la pérdida de la categoría en 2011. Y, una vez más, son muchas las curiosidades que ofrece este duelo a lo largo de la historia:

- En siete oportunidades, a lo largo de todo su historial, el superclásico se ha resuelto por cuatro o más tantos de diferencia, cinco de ellos a favor de Boca y dos a favor de River.

- La mayor goleada tuvo lugar en la era amateur, el 23 de diciembre de 1928 en la vieja cancha de madera de Boca, cuando el equipo local se impuso 6-0. A los 20 minutos, el mediocampista de River Alejandro Giglio y su compañero centrodelantero Jerónimo Uriarte chocaron sus cabezas en un tiro de esquina, se lesionaron y dejaron a su equipo reducido a nueve jugadores. Boca, que hasta ese momento ganaba 1-0, aprovechó para consumar la goleada con dos goles de Domingo Tarasconi, dos de Esteban Kuko y dos de Roberto Cherro. Faltando diez minutos se retiró insolado el puntero derecho de River Francisco Gondar y dos minutos más tarde, a pedido del capitán de River, Camilo Bonelli, el árbitro Eduardo Forte dio por finalizado el juego.

- La siguiente goleada tuvo lugar el 19 de octubre de 1941 en el Monumental: la Máquina arrasó a Boca 5-1. El implacable Angel Labruna, José Manuel Moreno, Aristóbulo Deambrossi (dos) y el maestro Adolfo Pedernera marcaron para el vencedor, en tanto que descontó Mario Boyé.

- Pocos meses después, el 19 de julio de 1942, se escribió otra historia muy parecida en el mismo escenario: River 4-Boca 0, con goles del Pollo Deambrossi, el Feo Labruna (dos) y el Charro Moreno.

- El 17 de agosto de 1955, de mañana, en cancha de Racing (donde River actuó como local), fue Boca el que consiguió un celebrado 4-0, con tantos de Juan José Pizzuti, Juan Carlos Navarro (dos) y Ernesto Cucchiaroni. El partido es especialmente recordado porque en la jugada previa al gol de Cucchiaroni, el goleador de Boca, José “Pepino” Borello, tomándose desquite de lo sucedido el año anterior, eludió al arquero Amadeo Carrizo, quien lo tacleó pero no pudo impedir la caída de su valla.

- El 19 de mayo de 1959, La Bombonera fue escenario de un 5-1 para Boca, con goles de Angel Nardiello, José Yudica (dos), Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla para el ganador, descuento a cargo de Domingo Rodríguez. El director técnico de Boca en ese martes laborable por la tarde, ya que el domingo no había podido jugarse por lluvia, fue José Manuel Moreno, una leyenda que entre tantas hazañas cuenta la de haber sido el único que jugó y dirigió en los dos clubes.

- La siguiente goleada, primera a favor del visitante en la cancha de su rival, fue el 4-0 conseguido por Boca en Núñez, el 12 de marzo de 1972, con dos goles de Ramón “Mané” Ponce y dos del cordobés Hugo Curioni.

- El 7 de marzo de 1982, Boca volvió a gozar en el Monumental, aprovechándose de un River debilitado por la ausencia de varios de sus principales jugadores, afectados a la Selección: 5-1, con goles de Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca (dos) y Carlos Córdoba (dos), luego de que Jorge Tévez abriera el marcador.

- El partido de hoy tendrá entre sus protagonistas a cuatro futbolistas extranjeros, todos ellos uruguayos, y los cuatro debutantes en el clásico mayor: Carlos Sánchez y Rodrigo Mora en River, Emiliano Albín y Santiago Silva en Boca.

- La historia de los uruguayos en el superclásico incluye nombres imborrables, legendarios, como los de Walter Gómez y Enzo Francescoli, Severino Varela y Sergio Martínez en Boca, sólo por citar algunos destacados entre muchos otros.

- Hay tres uruguayos que lo jugaron con las dos camisetas: Iseo Fausto Rosello en los años ’50 y mucho más tarde, Rubén Da Silva y Néstor Gabriel Cedrés ya en la década de los ’90.

- Rosello, conductor ofensivo del Boca campeón de 1954, jugó con la de Boca tres veces ante River, con un triunfo y dos derrotas entre 1954 y 1955. Participó de un recordado 4-0 en cancha de Racing, en 1955. Con River, su único superclásico significó un duro 1-5, en La Bombonera, en 1959.

- El Polillita Da Silva jugó para River, entre 1989 y 1993, nueve superclásicos (dos ganados, dos empatados y cinco perdidos con un gol). Por Boca jugó cinco (dos, dos y uno también con un gol), en 1993/95.

- Cedrés, que cuenta con la curiosidad de haberse entrenado una mañana en River y por la noche debutar en Boca, estuvo en River en 1994/96 con cinco superclásicos (2-2-1) y después jugó por Boca en 1996/97 con dos superclásicos (1-1-0). En Boca marcó dos goles: uno de penal en el recordado 3-2 definido sobre la hora con el “nucazo” de Hugo Guerra, en el Apertura 1996, y otro en el no menos recordado 3-3 del Clausura 1997, cuando River remontó una desventaja de tres goles.

- Otros uruguayos jugaron con las dos camisetas: el delantero Anempodisto García, de River en 1907/9 y de Boca en 1911, no estuvo en ningún superclásico como así tampoco el arquero Luis Solans, de River en 1909/10 y de Boca en 1916.

- Una leyenda de la época amateur, el puntero derecho Zoilo Canavery, que pese a su nacionalidad llegó a integrar el seleccionado argentino, jugó un solo partido por River, en 1913, pero no contra Boca. En Boca estuvo en 1919/20 y participó de un superclásico, empatado, partido correspondiente al campeonato de 1919 que después se anuló el producirse la segunda escisión institucional del fútbol argentino.

- Canavery cumplió los ciclos más destacados de su larga campaña en Racing (1914/17) y en Independiente (1912, 1918 y 1921/28), con lo cual integró cuatro de los cinco tradicionales grandes argentinos y fue campeón en tres de ellos. La excepción, River.

- Los primeros uruguayos en participar de un Boca-River fueron el defensor central José Benincasa y el delantero Armando Artigas, integrantes de Boca en la derrota 2-1 del 10 de diciembre de 1916, en la vieja cancha de madera de Racing.

- El primer uruguayo que jugó por River ante Boca fue “El Mulero” Pedro Lago, delantero así apodado por sus artimañas. Estuvo en el histórico primer cruce del ciclo profesional, el 20 de septiembre de 1931 en la cancha de madera de Boca. Ganaba River 1-0 con gol de Carlos Peucelle, hubo un penal para Boca, ejecutó Francisco Varallo, rechazó Jorge Iribarren, insistió Varallo, intentó rechazar Iribarren pero convirtió en tercera instancia Varallo. Los jugadores de River reclamaron foul y llegaron a agredir al árbitro Enrique Escola, quien expulsó a Lago junto con José Belvidares y Camilo Bonelli. River se retiró de la cancha y posteriormente se le dio por ganado el partido a Boca.

Compartir: 

Twitter
 

En el último enfrentamiento en el Monumental, River se llevó la victoria con un gol del ex Boca Maidana.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared