DEPORTES › EL TANDILENSE COMENZó CON éXITO EN EL ABIERTO DE AUSTRALIA

Del Potro puso primera en Melbourne

El número cinco del mundo, que sólo cuenta con dos raquetas en su bolso, dejó en el camino al estadounidense Williams, luego de perder el primer set. Se despidieron Zeballos, Delbonis y Ormaechea. Mayer jugaba frente a Novak Djokovic.

 Por Sebastián Fest

El exceso de equipaje no debería ser un problema en los aeropuertos para Juan Martín Del Potro, un hombre que compite en la elite del tenis con muchas menos armas que sus rivales. Mientras Rafael Nadal, Novak Djokovic o Roger Federer trasladan por el mundo entre ocho y diez raquetas, él viaja con dos y una tercera que no le sirve de mucho, ya que es sagrada, casi intocable. “Son dos. La tercera la toco sólo en caso de emergencia...”, dijo sonriente el número cinco del mundo tras avanzar ayer con notable sufrimiento a la segunda ronda del Abierto de tenis de Australia. Del Potro superó 6-7 (1-7), 6-3, 6-4, 6-4 al estadounidense Rhyne Williams, 130 del ranking mundial y sin partidos ganados en los cinco torneos de Grand Slam que disputó a lo largo de su breve carrera. Su rival fue duro, porque jugó sin complejos, pero el calor fue un obstáculo extra: 42,2 grados en el peor momento del partido.

Una tarde por momentos frustrante, y más sabiendo que le está prohibido enojarse, porque romper una raqueta pondría en crisis su carrera. ¿Es Del Potro un excéntrico? ¿Qué hace jugando con apenas dos raquetas? “Son raquetas con las que me siento muy cómodo”, explicó el argentino, que pese a haber terminado su acuerdo con la firma Wilson sigue jugando con esa marca y confiando en que le ofrezcan un prototipo evolucionado, sí, pero que mantenga la esencia de ese arma con la que conquistó en 2009 el US Open. Esa famosa raqueta del último punto en la final ante Federer que es “la tercera” intocable en su bolso.

“Tuve sensaciones especiales con esta raqueta, pero también sé que necesito cambiar, o algunas más para jugar en este nivel.” “Sigo trabajando con Wilson y estamos intentando juntos encontrar la mejor raqueta para mí. Tenemos confianza en que la tendremos lo más pronto posible.” Del Potro rió por las restricciones que se autoimpone al no tener prácticamente sustitución para la más valiosa e imprescindible de sus herramientas de trabajo.

“La semana pasada en Sydney casi pierdo el control en los partidos ante (Nicolas) Mahut y (Radek) Stepanek, estaba aún duro de la pretemporada. Pero lo pensé, sé que no puedo romper raquetas.” “A veces te enojás y, si rompés una raqueta, tenés diez más en el bolso. No es mi caso”, remarcó. En relación con el partido, el tandilense indicó: “No esperaba este tipo de encuentro. No sabía mucho cómo juega pero sirvió muy bien y su golpe de derecha es bueno”. Williams metió nada menos que 29 aces contra 16 de Del Potro y el argentino cometió más dobles faltas que el tenista de 22 años nacido en Knoxville, Tennessee. “Empecé muy lento, se me hizo difícil, pero luego pegué unos buenos golpes de derecha”, sostuvo. El tandilense jugará la segunda ronda ante el español Roberto Bautista Agut (62), vencedor del estadounidense Tim Smyczek por un contundente 6-3, 6-1, 6-1.

En la segunda jornada quedaron en el camino los otros tres argentinos que jugaron. El marplatense Horacio Zeballos (66) cayó ante el polaco Michal Przysiezny 6-3, 7-6 (4), 7-5 y el azuleño Federico Delbonis (54) frente al esloveno Blaz Rola (185) 6-4, 6-2, 7-5.

La única argentina en el cuadro femenino, la santafesina Paula Ormaechea (59), perdió ante la italiana Karim Knapp 6-4, 6-2. Además de Del Potro, el otro argentino que sigue en carrera es el correntino Leonardo Mayer (98) que por segunda ronda se enfrentaba esta madrugada nada menos que con el serbio Novak Djokovic, número dos del mundo y defensor del título en Melbourne.

Compartir: 

Twitter
 

Al argentino le costó superar al 130 jugador del mundo y estuvo complicado en el comienzo.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.