DEPORTES › BOCA TIENE PARA ESTA NOCHE UN JUGADOR DE PELICULA

Cangele de Charlie (Bianchi)

El entrenador pondrá un equipo con varios suplentes para jugar la Copa Sudamericana, pero no se guarda al delantero que promete.

 Por Facundo Martínez

Franco Cangele tiene apenas 19 años y, con menos de un año en la primera de Boca, ya pinta para crack. Su presente no hace más que confirmar las grandes expectativas depositadas en él cuando llegó al club, a finales del 2000, de la mano de Carlos Mac Allister, descubridor y dueño de un porcentaje de su pase. De muy buena pegada, zurdo, gambeteador y atrevido, Cangele cumplió con creces su cuota de gol durante dos temporadas en las divisiones inferiores y, tras su debut en la primera de Boca, ante el Barcelona de Ecuador, por la Libertadores, pegó el salto para convertirse en la promesa más sólida del plantel de Carlos Bianchi y, sin dudas, en la alternativa más seria para el entrenador, detrás de los consagrados. Esta noche podrá demostrar esos atributos cuando Boca, casi íntegramente formado por jugadores suplentes, se mida, en la Bombonera, contra el Atlético Nacional de Medellín, en el partido que abre la serie de cuartos de final de la Copa Sudamericana.
Desde que Bianchi lo hizo debutar, ante los ecuatorianos, el 20 de febrero de este año –entró en el complemento, cuando a Boca se le complicaba el trámite, y anotó con un zurdazo el tanto del empate 2-2–, Cangele ya jugó 15 partidos en Primera y señaló tres goles: el de Guayaquil, el de la victoria 2-1 ante Colón en el partido de vuelta por los octavos de final de la Sudamericana en Salta y el segundo de Boca ante Chicago, el domingo, a los 15 minutos del complemento, cuando había ingresado por Raúl Cascini: un tiro libre indirecto que le sirvió Carlos Tevez para que definiera con otro zurdazo.
Hijo de un transportista de cereales, Cangele nació el 16 de julio de 1984 en Francisco Madero, una pequeña localidad bonaerense con algo más de 1200 habitantes, a 22 kilómetros de Pehuajó. Allí dio sus primeros pasos como futbolista, en las divisiones infantiles del Atlético Maderense. Ya en 1998, cuando aún no había cumplido 15 años, debutó en la primera división de Estudiantes de Pehuajó; allí lo descubrieron y lo trajeron para Buenos Aires, previa estadía en el pampeano Deportivo Mac Allister.
Con mucho futuro por delante y una habilidad tremenda, que dejaba boquiabiertos a sus observadores, el juvenil llegó a Buenos Aires de la mano de Mac Allister para ser presentado en Racing, Lanús y Boca. Los tres clubes lo quisieron, pero Boca tuvo la prioridad. En las inferiores, Cangele comenzó siendo suplente de Tevez, con quien luego llegó a formar una poderosa sociedad. Tan es así que Bianchi los eligió a ambos para sumarse a la pretemporada que el plantel profesional realizó en enero de 2001, en Tandil. El de Fuerte Apache debutó en la primera de Boca en el 21 de octubre de 2001 –ayer se cumplieron dos años del debut–, en la derrota 0-1 ante Talleres, en Córdoba. Cangele siguió sumando goles en la quinta división, hasta que el entrenador le dio la chance.
El delantero será titular esta noche ante el Nacional de Medellín por la Sudamericana, otra oportunidad para mostrarse. Hay que seguirlo de cerca porque este chico, que fue además revelación en el Sub-20 que obtuvo el Oro en los Panamericanos de Santo Domingo, que muestra un bajo perfil fuera de la cancha y una humildad asombrosa para el momento que está viviendo, tiene todas las condiciones para dejar de ser promesa yconvertirse en “crack”, como lo adelantó hace unos años el experimentado Ernesto “Heber” Mastrángelo, su entrenador en inferiores.

Compartir: 

Twitter
 

Franco Cangele, una nueva carta de gol para Boca.
 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.