DEPORTES

Paola Suárez festejó el título de dobles en el Abierto de Australia

La pergaminense y su compañera Virginia Ruano Pascual vencieron a las rusas Kuznetsova y Likhovtseva, y obtuvieron por quinta vez un Grand Slam. Ahora sólo les queda celebrar en Wimbledon.

Paola Suárez sigue demostrando toda su capacidad para el doble. Junto con la española Virginia Ruano Pascual se consagró ayer campeona del Abierto de Australia, primer torneo de Grand Slam de la temporada, al derrotar 6-4 y 6-3 a las rusas Svetlana Kuznetsova y Elena Likhovtseva. “Seguiremos jugando juntas para mantenernos como las número uno del mundo. Nunca nos vamos a separar”, anunció la pergaminense, todavía eufórica tras el logro obtenido. “Ahora nos falta Wimbledon”, dijo Suárez, en referencia a que con la final ganada ayer ya obtuvieron el título en tres de los cuatro torneos grandes y sólo les falta el tradicional certamen inglés.
Suárez y Ruano Pascual, que conforman la pareja número uno del mundo en la especialidad, se impusieron a Kuznetsova-Likhovtseva en un partido que se extendió por espacio de una hora y 15 minutos, en el cual exhibieron la misma solvencia que mostraron durante todo el torneo, que finalmente se adjudicaron sin ceder un solo set. La argentina y la española, que el año pasado perdieron la final del Abierto australiano ante las hermanas Venus y Serena Williams, conquistaron su quinto título de Grand Slam, ya que hasta aquí se habían consagrado campeonas en Roland Garros 2001 y 2002, y en el US Open 2002 y 2003. Además, lograron una marca de ocho finales de Grand Slam consecutivas, con lo que quedaron a sólo tres de igualar el record que aún poseen Martina Navratilova y la estadounidense Pam Shriver, quienes entre Wimbledon ‘83 y Australia ‘85 definieron 11 torneos.
“Queríamos ganar el título ante las hermanas Williams. Hubiese sido preferible la presencia de las estadounidenses sobre todo para el público, para el circuito, y lógicamente para nosotras. Pero fueron ellas las que decidieron no jugar, y no podemos hacer nada para remediarlo”, señaló la argentina. En relación con el desarrollo del partido, Suárez explicó: “Al principio estábamos tensas, pero a medida que fueron transcurriendo los games nos fuimos soltado. Pero tengo que reconocer que al final volvimos a ponernos un poco nerviosas”, confesó Suárez, que admitió que jamás se imaginó obtener tan buenos resultados cuando comenzó a jugar con Ruano Pascual. “La verdad es que nunca pensé que íbamos a tener estos resultados. Sí nos dimos cuenta de que podíamos ganar y por eso comenzamos a entrenarnos con todo. Pero, bueno, esto nos sorprendió”, señaló.
Suárez y Ruano Pascual llegaron a la cima del dobles femenino el 9 de septiembre de 2002, cuando consiguieron el número uno de la clasificación, después de ganar el US Open. “¿Cuál es el secreto para nuestro éxito? Nuestra coordinación, que es realmente muy buena. El hecho de que nos conozcamos desde hace tanto tiempo nos ayuda bastante. Estamos jugando muy bien y ojalá sigamos así por mucho tiempo, para ganar más torneos”, puntualizó. Claro que la meta de ambas jugadoras es bien clara: Ahora el objetivo es Wimbledon. “Es el más difícil de todos, porque es en césped y por nuestra manera atípica de jugar.”

Compartir: 

Twitter
 

El abrazo de las campeonas tras la consagración en el Abierto australiano.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.