DEPORTES › SUMO LA QUINTA VICTORIA CONSECUTIVA EN EL CLAUSURA

Racing ganó siendo fiel a su estilo

En un partido friccionado, casi sin situaciones de gol, el campeón derrotó como visitante a San Lorenzo, con un tanto de Estévez en el primer tiempo. Con poco fútbol pero la diferencia necesaria para ganar, el equipo de Merlo se colocó a solo un punto de River, que hoy juega ante Vélez en Liniers.

 Por Facundo Martínez

El partido fue malo, aburrido y casi no tuvo situaciones claras de gol, pero eso no le importó a Racing, que encontró la fortuna sobre el final de la primera etapa –un gol de Maximiliano Estévez, en la única llegada clara de su equipo– y la mantuvo hasta el final para derrotar a San Lorenzo por 1-0. Con ésta, los de Avellaneda sumaron su quinta victoria consecutiva y se pusieron a sólo un punto del líder River (17), que juega hoy con Vélez.
Poco fútbol, mucha fricción. Así fueron los 90 minutos del encuentro que se disputó en la tarde de ayer en el Bajo Flores. Un partido que apenas contó con dos o tres situaciones, más o menos claras, para cada equipo y que en ningún pasaje consiguió sacudir el tedio y la modorra. Sólo por momentos, el partido parecía querer crecer, ofrecer algo más como espectáculo, pero no; fue cada vez peor, más soso.
A juzgar por el primer minuto, San Lorenzo estaba dispuesto a todo. Acosta pateó dos veces al arco; tiritos, pero estaba bien. Después no pasó nada interesante hasta que, a los 13, Serrizuela sacó un tiro libre violentísimo que se estrelló contra un palo. Nuevamente Acosta, a los 23, tuvo su chance, tras ganarle de arriba a Vitali, pero cabeceó muy arriba. Y Pusineri, a los 39, hizo un golazo con la mano (que no valió, porque fue demasiado obvio). Hasta aquí, de Racing nada. Nada, hasta que Maceratesi la jugó clara con Chatruc y éste se la dio aún más clara a Estévez, que entró sólo por el medio y vio la luz, la metió y gritó gol.
Lo del complemento fue más de lo mismo, aunque con un San Lorenzo en apariencia mejor dispuesto que Racing, que en ventaja apenas se limitó a aguantar y combatir en la zona de volantes. Y si el segundo no fue del todo igual al primer tiempo fue simplemente por los cambios, que sirvieron para cortar el hastío. San Lorenzo presionó los primeros minutos y se desinfló y recién a los 71 Paredes puso un buen remate que Campagnuolo desvió al córner.
Y otra vez, nada más... Nada más que imprecisiones y errores en la ofensiva, choques y agarradas de camisetas. Muy parecido a lo que había pasado en los primeros 45 hasta que, también sobre el final, San Lorenzo tuvo el empate en los pies Acosta, pero no. Acosta recibió solito en el medio del área de Racing, de espaldas al arco, giró, y Campagnuolo se le fue encima y con un pie estirado, siguiendo la vuelta del goleador, le impidió sacar el remate.
Los minutos finales fueron más bien desesperados. San Lorenzo tirando centros a quien fuera; Racing aguantando como sea, todos abajo, hasta que Daniel Giménez se apiadó del público y dijo basta.

Compartir: 

Twitter

Bastía se arroja para robarle la pelota a Sarría.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.