DEPORTES

San Lorenzo le cortó los víveres al Lobo Cordone

Le rescindirán el contrato si la contraprueba da positivo. Ayer se dio a conocer otro caso de doping, también en la primera fecha del Clausura.

“Esta reincidencia marca el final de su ciclo en el club.” Con esta lapidaria frase, el presidente de San Lorenzo, Alberto Guil, anunció que el contrato que vincula a Carlos Cordone con la entidad de Boedo será cancelado si se confirma el segundo caso de doping positivo que se produce en la carrera del jugador. “Es una lástima, pero si la contraprueba arroja un resultado idéntico al de la primera muestra ya no habrá lugar para él en el plantel profesional”, remarcó el mandatario sanlorencista. Cordone declinó ayer comentar el caso.
En declaraciones radiales, Guil admitió que “éste fue un duro golpe para la gente de San Lorenzo, realmente me tomó por sorpresa porque veíamos que Cordone estaba muy bien en los entrenamientos. No tenía problemas con nadie y estaba jugando en un buen nivel. Pero evidentemente no superó su problema. No podemos meternos en la casa de cada uno”, consideró el directivo. “Cordone ya es grandecito, sabe lo que hace”, opinó el arquero de San Lorenzo, José Ramírez.
El jugador ya había estado tres meses suspendido por doping, tras el positivo por marihuana que le habían detectado el 4 de abril de 2003, tras un partido con Gimnasia. Ahora, el control irregular del atacante corresponde a la primera fecha del torneo Clausura 2004. Fue en el partido contra Chacarita en San Martín, en el cual San Lorenzo ganó por 2-0 y Cordone jugó quince minutos. Según trascendidos, la sustancia sería la misma. De acuerdo con lo establecido por la ley 25.387, la sanción mínima para el reincidente es de dos años de suspensión.
Once meses atrás, los dirigentes de San Lorenzo decidieron respaldar al jugador y, de hecho, renovaron su contrato, que terminaba el 30 de junio de 2003, por otra temporada más mientras cumplía su sanción. Más allá de que para tomar una determinación oficial la Comisión Directiva de San Lorenzo esperará el resultado de la contraprueba, que se realizará en el transcurso de las próximas dos semanas, Guil ya tiene una posición tomada en el asunto.
“Es inevitable que no renovemos el vínculo con Cordone. Le quedan 4 meses de contrato y esta sanción, por reincidencia, será más importante que la del año pasado”, fundamentó Guil.
Más allá de los casos de doping, Cordone siempre tuvo un perfil conflictivo y dos causas judiciales relacionadas con la violencia en el fútbol. La primera fue en el 2000, cuando jugaba en Racing e insultó a los hinchas de Vélez, club donde surgió como jugador, durante un partido. Dos años después, amenazó con un revólver a un grupo de hinchas después de un partido de Leandro N. Alem, que milita en la Primera D.
Aunque el jugador tendrá la posibilidad de formular un descargo ante el Tribunal de Disciplina de la AFA el próximo martes, a los 29 años una suspensión por dos años podría ponerle un punto final de su carrera deportiva. Parece que esta vez sólo un milagro evitaría que sus aullidos sigan escuchándose en las canchas argentinas.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Cordone puede sufrir una sanción de dos años a causa de su reincidencia en el doping.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared