DEPORTES

El exitoso Rubén Magnano ya no es el técnico de la Selección de Básquetbol

El entrenador que llevó al equipo nacional al oro olímpico abandonó el cargo para irse a dirigir a Italia. Sigue así el camino de Bielsa y de Vigil.

 Por Ariel Greco

El entrenador más exitoso de la historia de la Selección Argentina, Rubén Magnano, ya no seguirá en ese cargo. El cordobés, campeón olímpico en Atenas 2004 y subcampeón mundial en Indianápolis 2002, aceptó una oferta del Pallacanestro Varese de Italia, y por ese motivo les comunicó a los dirigentes de la CABB que hará uso de la cláusula para poder rescindir de manera unilateral el contrato que lo une con la entidad. Como no hay compromisos cercanos, la Confederación se tomará hasta el año que viene para nominar al sucesor. Así, los tres técnicos que estuvieron al frente de los equipos argentinos que lograron medallas en los Juegos Olímpicos no continuarán en su función: Primero fue Marcelo Bielsa, que dejó la Selección de fútbol. Luego fue Sergio Vigil el que anunció su despedida tras la participación de Las Leonas en la Champions Trophy. Ahora se sumó Magnano.
La resolución que tomó el entrenador llamó la atención por el momento en que la hizo, pero no resultó sorpresiva. Es que si bien Magnano había renovado su vínculo recientemente por otros cuatro años y apenas hace unos días había lanzado el “Plan de Altura” en la búsqueda de nuevos talentos, ya había mencionado la posibilidad de emigrar y, por eso, en su contrato incluyó una cláusula que le permitía desvincularse en caso de recibir una oferta desde el exterior. “Yo no renuncié, simplemente hice opción de una cláusula que figuraba en mi contrato. Le agradezco a la Confederación por darme la libertad de decidir”, comentó Magnano en declaraciones a la página de Internet Dobles y Triples. Luego, el entrenador decidió mantener silencio hasta hoy, cuando en el hotel Sheraton de Córdoba brinde una conferencia de prensa en la que comunicará las razones de su alejamiento.
Por la tarde, Magnano les informó su decisión a los dirigentes de la CABB, que de inmediato emitieron un comunicado en el que confirmaron la noticia. Luego, el titular de la CABB, Horacio Muratore, también explicó la situación y aclaró que no hay ningún problema por la decisión del cordobés. “La sorpresa pasa solamente por el egoísmo de uno, que quiere tener siempre a los buenos entrenadores. Pero en el fondo sabíamos que después de los Juegos él se podía ir en cualquier momento”, señaló Muratore a la agencia Télam.
Un día antes, Magnano había llegado a un acuerdo con el Varese luego de una charla telefónica con el director general del club italiano, Mario Ghiacci. El ofrecimiento para el ahora ex técnico de la Selección es de alrededor de 600 mil euros por cada una de las dos temporadas que dura la vinculación, una cifra inalcanzable para la CABB, que le abonaba poco más de 7 mil pesos por mes. En el equipo italiano, Magnano dirigirá al entrerriano Daniel Farabello, con quien tuvo algunas diferencias en el proceso con la Selección. El otro argentino del plantel es Federico Marín, ex jugador de Estudiantes de Olavarría. En la actualidad, el Varese marcha decimotercero en la liga A1, con tres triunfos y cinco derrotas.
Conocida la noticia del alejamiento, la siguiente incógnita pasa por conocer el reemplazante. “Ahora nos tomaremos el tiempo necesario para pensar en su reemplazante, pero si bien lo ideal es tenerlo antes de fin de año, no creo que haya tiempo material de hacerlo”, dijo Muratore, que aclaró que la idea es mantener continuidad en el trabajo. En ese caso, el principal candidato sería Fernando Duró, ayudante de Magnano, que ya adelantó que no es el momento de hablar. Otro nombre posible es Sergio Hernández, actual técnico de Boca.

Compartir: 

Twitter
 

Rubén Magnano. Renunció a su cargo.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.