DEPORTES › EL TORNEO APERTURA ENTRA EN UNA FASE CRITICA E IMPREDECIBLE

Para cualquiera que pueda ganarlo

Más apretado que nunca, con seis equipos en cuatro puntos y quedando tres fechas por jugarse, el torneo de Primera presenta algunos cruces que pueden despertar sospechas, amistades que promueven suspicacias y rencores que devienen beneficios.

 Por Ariel Greco

Como nunca antes, este Apertura hace honor al viejo lugar común: la frase “el campeonato está para cualquiera” resume a la perfección la actualidad del certamen, más allá de que la levantada de River haga suponer a la gran mayoría que finalmente será el equipo de Leonardo Astrada el que ensaye la vuelta olímpica. Pero lo concreto es que, con nueve puntos por jugar, el trencito de arriba muestra a Newell’s con 30 puntos, River y Estudiantes con 29, Vélez con 27, y Central y Lanús con 26 en la carrera por el título. Lo curioso es que a la definición tan cerrada se le agregan algunos cruces que pueden despertar sospechas, triunfos propios que pueden beneficiar al rival de toda la vida y hasta algunas amistades entre hinchadas que pueden perturbar el normal desarrollo de la definición.
Newell’s tiene un fixture a priori difícil, pero que se le puede simplificar bastante como por “arte de magia”. El domingo visitará a Boca, que si baja al puntero le estará dando una mano bárbara a River. La fecha siguiente recibirá a Gimnasia, que podría beneficiar a Estudiantes con un eventual buen resultado. En la última jornada deberá viajar a Avellaneda para jugar ante Independiente. A ambas hinchadas las une una larga amistad, e incluso los simpatizantes rojos se pronunciaron el domingo en el Monumental cantando en favor del posible campeonato de Newell’s. Suspicacias al margen, sus tres rivales suman 65 puntos, lo que equivale a un promedio de 21,67 unidades, un hipotético adversario que se ubicaría 13º en la tabla del actual Apertura.
River tiene un compromiso muy duro en la próxima fecha en Liniers con Vélez, que también cuenta con chances para pelear el título. Luego será el turno de recibir en el Monumental a Central, que llegará a ese partido con una gran paradoja: si gana, puede arribar con chances a la última jornada, pero a la vez sacará del camino al rival más complicado para Newell’s. El equipo de Astrada cerrará el certamen visitando a Huracán de Tres Arroyos, que marcha último y apenas ganó un partido. En total, los tres adversarios suman 60 puntos, con un promedio de 20 unidades, que estaría 14º.
Con los mismos puntos se encuentra Estudiantes, que en la próxima jornada se medirá con Independiente, en un duelo de hinchadas con una rivalidad histórica. En la penúltima jornada recibirá a Vélez, otro de los aspirantes. Hasta el año pasado, las barras de ambos equipos eran amigas, pero la amistad se rompió cuando el por entonces equipo de Carlos Bilardo ganó en Liniers y alejó a Vélez de la posibilidad de salir campeón. Para cerrar, el equipo platense vivirá una situación parecida a River, ya que deberá a visitar a Central. Habrá que ver qué actitud toman los jugadores rosarinos si una eventual victoria propia posibilitaría el título de Newell’s. En los números, sus rivales son más complicados, ya que cuentan con 72 puntos (24 de promedio y 8º en la tabla).
El cuarto en la tabla es Vélez, que tiene que enfrentarse con dos rivales directos que lo superan en la tabla en las próximas dos jornadas, primero con River de local y luego con Estudiantes en La Plata. Ganando esos compromisos superaría a ambos y sólo necesitaría un traspié de Newell’s para llegar al primer lugar. El campeonato lo termina en su cancha con Arsenal. Sus adversarios tienen en total 75 puntos (25 de promedio, 7º lugar). Si bien el fixture es el más difícil, lo bueno es que depende de sí mismo frente a dos de sus contendientes.
Pero para agregar más condimentos, la irregularidad del torneo sirvió para que Central se entusiasmara y se colocara a la expectativa: está quinto, a cuatro puntos. Primero tendrá un compromiso bastante accesible porque jugará ante Instituto de local y luego se enfrentará ante River y Estudiantes, dos de los rivales a los que tiene por encima. Un fixture ideal para un equipo que viene remando de abajo. Claro que la posición de Newell’s y la posibilidad de regalarle el título deja a los hinchas con sentimientos cruzados. La suma total de sus rivales da 70 puntos (23,33 de promedio, 9º lugar). Lanús comparte la quinta posición con Central y es el equipo que cuenta con el fixture más sencillo. Recibe a Racing y a San Lorenzo, dos conjuntos sin posibilidades, y cierra con Olimpo en Bahía Blanca, que marcha penúltimo con 10 unidades y apenas dos victorias. Sus tres adversarios cosecharon 53 puntos, lo que les otorga un promedio de 17,67 y una hipotética 16ª ubicación.
A todas estas particularidades hay que sumarle que el campeonato muestra un raro fenómeno: el eventual puntero no puede ganar una vez que logra la cima, más allá de que en varias ocasiones sus momentáneos escoltas tampoco triunfaron. Tras la séptima fecha, el líder era River, que en la jornada siguiente no le pudo ganar a Newell’s, aunque igual se mantuvo en el liderazgo. Como en la novena tampoco pudo ganar –empate con Quilmes–, lo alcanzaron Vélez y Boca. Como los dos grandes cayeron en la fecha siguiente (ante Almagro y Colón, respectivamente), el grupo lo pasó a comandar en soledad el equipo de Liniers, que desperdició la chance de consolidarse arriba en la undécima jornada al perder con Central de local.
Fue el tiempo de Newell’s, que alcanzó en la punta a Vélez con su triunfo ante Quilmes. Claro que los dos que por entonces mandaban perdieron en la fecha 13ª (Vélez con Colón, Newell’s con Almagro) y no pudieron alejarse, aunque se mantuvieron arriba. Como en la 14ª tampoco ganaron (Vélez empató con Banfield, Newell’s igualó con Lanús), el que aprovechó para subir fue Estudiantes. Lo concreto es que el equipo de Merlo también sufrió de vértigo y con su empate en la Bombonera también se bajó de la punta, que volvió a manos de Newell’s. El domingo fueron los rosarinos los que sufrieron con el estigma y se tuvieron que conformar con un punto ante Olimpo. Habrá que ver qué sucede en las próximas jornadas porque con un torneo así resulta imposible predecir un ganador.

Compartir: 

Twitter
 

El entrenador de River, Leonardo Astrada, quisiera entrar para pegarle él también a la pelota.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.