DEPORTES › SE CONSAGRO CAMPEON DEL APERTURA Y VA POR LA SUDAMERICANA

Boca gana de miércoles a domingo

Con goles de Díaz e Insúa, el equipo que dirige Alfio Basile dio vuelta el resultado ante Olimpo, que se había puesto en ventaja con un gol de Blanco, y dio la vuelta olímpica número 21 en torneos de la AFA. Puede repetir el domingo en la Bombonera.

Ayer pudo haber comenzado para Boca una semana de oro, de azul y oro. La victoria sobre Olimpo le permitió adjudicarse el Apertura 2005, alcanzando un total de 21 títulos en el profesionalismo. Para el entrenador Alfio Basile, ésta fue su primera conquista en el ámbito local y la segunda al frente de Boca, ya que en agosto había obtenido la Recopa Sudamericana ante Once Caldas. El domingo, Boca irá a buscar su segundo objetivo, para cerrar la semana azul y oro, la Copa Sudamericana, frente a los Pumas, de México, en la Bombonera. Una semana que puede terminar con tres copas más en las vitrinas, las tres que disputó durante este semestre.
El conjunto boquense dependía de sí mismo y tenía un partido complicado frente a Olimpo, que ostentaba un invicto de diez fechas en su cancha. Pero venía entonado por la victoria frente a Independiente, que lo volvió a ubicar en la primera posición de la tabla, para encarar el partido con mayor tranquilidad. Cuando Oscar Sequeira pitó el inicio, la ilusión de Boca se puso en marcha.
Apenas comenzado el encuentro, antes de acomodarse en la cancha, los locales abrieron el marcador con un golazo de Ismael Blanco, quien, tras ganarle la espalda a Rolando Schiavi, sacó un violento remate con la derecha al primer palo y arriba que Roberto Abbondanzieri no pudo controlar. No duró mucho la alegría de Olimpo, y de Gimnasia allá en Banfield, porque dos minutos más tarde, Daniel Díaz, en una jugada de tiro de esquina, marcó con un cabezazo para el empate parcial.
Fue entonces que Boca se decidió a arriesgar para liquidar a su rival. Tomaron protagonismo el delantero Rodrigo Palacio, la principal estrella de este presente boquense, Fernando Gago, Sebastián Battaglia y Federico Insúa, quien en jugada de tiro libre, sobre el final de la primera etapa, puso a Boca en ventaja 2-1.
Para el complemento, Basile cambió el planteo. Boca no arriesgó más con las constantes subidas de sus laterales, que en la primera etapa le habían traído más de un dolor de cabeza, se paró bien atrás y por momentos se le hizo bastante difícil aguantar los avances de los bahienses, que jugaban un partido aparte, no sin cierta rudeza, aunque carecían de poder ofensivo como para intentar seriamente cambiar el marcador.
Con Palacio demasiado solo arriba, la compañía de Palermo ya no parece ser suficiente, los de Basile se aburrieron, y aburrieron a todos, tirando centros para el ex Banfield, que en muchas ocasiones no llegaban a los pies del delantero.
Los cambios que dispuso Basile no alteraron el desarrollo. Boca aguantaba a Olimpo y esperaba que terminara, en Banfield, el encuentro que Gimnasia empataba a un gol, tras haber estado unos minutos en ventaja. Después de seis enormes minutos de descuento, los platenses se quedaron sin chances y Boca pudo festejar. Jugó unos minutos más, pero feliz, campeón, pensando en el partido del domingo ante los Pumas.

1-OLIMPO
Roa; J.Martínez, Garcé, Páez, Ch.Díaz; Solana, R.Martínez, Wagner, Benítez; Blanco, Maggiolo.
DT: Omar Labruna.
2-BOCA
Abbondanzieri; Ibarra, Schiavi, D.Díaz, Krupoviesa; Battaglia, Gago, Bilos, Insúa; Palacio, Palermo.
DT: Alfio Basile.
Estadio: Olimpo.
Arbitro: Oscar Sequeira.
Goles: 7m Blanco (O), 9m D.Díaz (B), 41m Insúa (B).
Cambios: 45m Costela por Benítez (O), 61m Ramírez por Wagner (O), 70m Ledesma por Bilos (B), 75m Escudero por C.Díaz (O), 84m Schelotto por Palacio (B), 87m Silvestre por Insúa (B).

Compartir: 

Twitter
 

Federico Insúa celebra su gol, el segundo de Boca, el que terminaría siendo el gol del campeonato.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.