DEPORTES › YA NO HAY ARGENTINOS EN EL ABIERTO DE AUSTRALIA

A Mónaco no le faltó mucho, a Nalbandian le faltó todo

El tandilense no pudo aprovechar su momento y, agotado, cayó en cuatro sets ante el checo Berdych. El cordobés fue una sombra y se comió una paliza de Ferrero, que lo apabulló en sets corridos.

Dos nuevas caídas para los tenistas argentinos. En la mañana argentina, el tandilense Juan Mónaco perdió 3-6, 6-3, 7-6 y 6-2 frente al checo Tomas Berdych y se despidió en la tercera ronda del Abierto de Australia, en una jornada en la que el suizo Roger Federer estuvo a punto de perder pero sacó adelante su encuentro ante el serbio Jankko Tipsarevic, al que superó 6-7, 7-6, 5-7, 6-1 y 10-8. En la noche de ayer, David Nalbandian fue una sombra y cayó 6-1, 6-2, 6-3 con el español Juan Carlos Ferrero y también le dijo adiós al primer Grand Slam de la temporada.

No hubo equivalencias en el duelo entre el cordobés y Ferrero. Ausente, sin profundidad en sus golpes y cometiendo innumerables errores no forzados, Nalbandian casi no le opuso resistencia a un Ferrero que supo ser inteligente para aprovechar las ventajas que le dio su rival. Concentrado y eficaz, el español quebró en el arranque de los dos primeros sets y luego manejó la ventaja. En el tercero, Nalbandian amagó con reaccionar, pero el español supo cerrar el juego.

Dos horas y 35 minutos fue el tiempo que necesitó Berdych para imponerse ante un Mónaco que sintió el cansancio del partido ante el estadounidense Amer Delic. El argentino desperdició una buena ocasión en el tercer set y debió definirlo en el tie break, donde el checo impuso su servicio para empezar al resolver el compromiso. Ya en el último parcial, la resistencia de Mónaco fue mínima. “Estoy un poco enojado por perder, pero él jugó un poco mejor. Sentía que tenía chances, pero me desmoralizó perder el tercer set”, admitió el argentino, que se mostró muy ilusionado de ser citado para la serie de Copa Davis. “Tengo una ilusión muy grande de jugar la Davis”, aseguró.

En tanto, Federer sufrió como nunca durante cuatro horas y media para avanzar a octavos, por lo que surgen dudas sobre su estado físico, teniendo en cuenta el virus estomacal que sufrió la semana pasada y el hecho de llegar a Australia sin un solo partido de preparación. “No entré sintiendo que fuera a ser una gran noche de tenis, tardé dos sets en entrar en el partido”, confesó el suizo. “Es muy inusual para mí jugar cinco sets en la tercera ronda de un Grand Slam, creo que no pasó nunca, quizás en Roland Garros”, reconoció Federer, que ahora jugará con Berdych.

Compartir: 

Twitter
 

A Nalbandian no le funcionó nada y se despidió rápido.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.