DEPORTES › BOCA Y SAN LORENZO EMPATARON 1-1 EN UN PARTIDO DISCRETO EN MAR DEL PLATA

No hicieron mucho y quedaron a mano

El equipo de Ramón Díaz ganaba con un gol de Aureliano Torres, pero Morel, con un tiro libre que rebotó en Orion, igualó.

Boca manejó mejor la pelota, pero San Lorenzo pareció un poco más peligroso. Con ese panorama, el empate 1-1 resultó justo, en un partido que mostró el regreso de Juan Román Riquelme y el debut de Lucas Castromán en el equipo de Carlos Ischia, y el estreno de Diego Placente en el de Ramón Díaz.

De entrada, quedó en claro la injerencia que tendrá Riquelme en el nuevo Boca. Como eje de todos los ataques, el conductor se recostó sobre la izquierda y le ganó la espalda a Juan Manuel Torres, que no podía encontrarlo. Entonces, la sociedad con Cardozo comenzó a funcionar, para que Boca se adueñara del trámite. Sólo lo desconectados que lucían los delanteros Palacio y Palermo determinaba que el conjunto de Ischia no se colocara en ventaja.

Del otro lado, lo de San Lorenzo resultaba llamativo. Superado en la mitad de la cancha y sin poder controlar a Riquelme, la estrategia fue refugiarse en el fondo, con casi todos sus defensores en el borde del área. Sin embargo, como Boca no tenía profundidad, el equipo de Ramón Díaz no sufrió mucho en su arco. Un derechazo de Cardozo que se fue apenas alto, un remate de Riquelme que rechazó Orion y que Palermo no pudo capitalizar en el rebote y un cabezazo en anticipo del goleador que salió desviado fueron las únicas llegadas que se le pueden contabilizar a Boca.

Con menos tiempo de dominio de la pelota, pero con la insistencia de Silvera en el ataque, San Lorenzo también mostró peligro. El delantero estuvo dos veces a punto de convertir anticipando a sus marcadores ante dos centros desde la derecha, pero en una remató débil y en la otra tocó desviado. Además, la salida de Hirsig por lesión terminó de favorecer a San Lorenzo, ya que con el ingreso de Alvarado pudo resolver la manera de tomar a Riquelme. Por eso, de ahí en adelante el juego se tornó parejo, con dominio alternado y sin demasiada claridad por ninguno de los dos lados.

Si bien Boca no dominó como en los primeros minutos, la tendencia de la parte inicial se repitió, con el equipo de Ischia asumiendo el ataque y con San Lorenzo muy replegado cerca de su arquero. Sin embargo, el conjunto de Ramón Díaz se mostraba agazapado. Y en un contragolpe golpeó duro: Aureliano Torres aprovechó la caída de Maidana, recorrió varios metros y sacó un tremendo remate que se metió por el medio del arco del estático Migliore.

Ya sin Riquelme, agotado y apagado en la segunda parte, Boca no parecía tener armas como para buscar el empate. No obstante, en un tiro libre lo encontró. Morel Rodríguez sacó un zurdazo perfecto por encima de la barrera que se estrelló en travesaño, pero cuando la pelota salía, rebotó en la espalda de Orion y se metió en el arco. Con el empate, los dos parecieron conformarse, más allá de un buen remate de Adrián González que sacó Migliore al corner.

Compartir: 

Twitter
 

Palermo, de flojo desempeño, intenta llevarse la pelota ante la marca de Bottinelli.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.