DEPORTES › QUE PASO CON LOS TECNICOS QUE DIRIGIERON EN SUDAFRICA 2010

Para la mayoría hay vida después del Mundial

 Por Pablo Vignone

A diferencia de Diego Maradona, la mayoría de los entrenadores de las selecciones de mayor peso que participaron en el Mundial permanecen en sus cargos, aun técnicos cuyos equipos se fueron antes que la Argentina de la Copa del Mundo.

Brasil, que también como la Argentina dejó el Mundial de Sudáfrica en cuartos de final, decidió mucho más rápidamente la discontinuidad del entrenador Carlos Bledorn “Dunga” y después de cierta situación disparatada, tras que el Fluminense no liberara a su técnico Muricy Ramalho, presentó el lunes a Mano Menezes, el entrenador que enfrenta una misión relevante: llevar a su equipo al título mundial en 2014; siendo Brasil local no se le aceptará menos.

Los otros tres equipos sudamericanos que jugaron el Mundial optaron por la renovación. Gerardo Martino continuará siendo el técnico de Paraguay al menos hasta la Copa América 2011 en la Argentina; Oscar Washington Tabárez renovó su contrato con la Asociación Uruguaya de Fútbol, aunque todavía hay una diferencia económica entre las partes: la AUF duplica el sueldo de Tabárez, de 25 a 50 mil dólares mensuales, pero al Maestro todavía no lo conforma.

El último caso pendiente es el de Marcelo Bielsa en Chile. El entrenador rosarino se reunirá mañana con el presidente de la federación chilena (ANFP), Harold Mayne-Nicholls, en un encuentro del que se supone que saldrá un contrato firmado hasta 2015. Apenas terminada la Copa del Mundo, el titular de la ANFP ofertó tres millones de dólares anuales, el doble de lo que Bielsa y su cuerpo técnico recibieron hasta el Mundial.

Campeón y subcampeón del mundo tienen el panorama despejado. El entrenador de España, Vicente del Bosque, tiene contrato hasta la Eurocopa de 2012, renovado en 2009, después de que el seleccionado hispano se clasificara invicto para jugar la Copa del Mundo. Lo mismo que Bert van Marwijk, el técnico de Holanda, al que acaban de entregarle la Orden de Orange, la condecoración más grande que pueda recibir un ciudadano holandés.

Joachim Löw, el técnico de Alemania, también renovó su vínculo con la asociación alemana (VfB) hasta la Eurocopa. La VfB mantuvo al cuerpo técnico de Löw, compuesto por su asistente Hansi Flick, el manager general Oliver Bierhoff y el entrenador de arqueros Andreas Köepke.

Pese a que Inglaterra se fue en octavos de final, goleada por Alemania y con un gol legítimo no cobrado, su entrenador, Fabio Capello, siempre sostuvo su intención de permanecer en el cargo. La federación inglesa terminó cediendo a sus deseos y le renovaron “convencidos de que es el hombre indicado para el trabajo”, según dijo el titular de la FA, Dave Richards. Capello se juega una parada grande porque los ingleses quieren ganar a toda costa la competencia futbolística en los Juegos Olímpicos de Londres, un mes después de la Eurocopa de Polonia y Ucrania.

Marcello Lippi, el técnico que sacó campeón del mundo a Italia en Alemania 2006, no resistió la eliminación de su equipo en primera ronda. Dejó el cargo sin mucho escándalo y la FIGC nominó a Césare Prandelli como su reemplazante. El ex entrenador de la Fiorentina firmó por cuatro años y debutará en un amistoso contra Costa de Marfil el próximo 10 de agosto. “Quiero que la selección juegue bien”, dijo Prandelli, toda una toma de posición en el fútbol del catenaccio.

El que estaba nominado antes del Mundial de Sudáfrica era el controvertido Raymond Domenech: su reemplazante, Laurent Blanc, había sido designado antes del inicio del torneo. Después del escándalo en la Copa del Mundo, con Francia yéndose en primera ronda y los futbolistas enfrentados con el entrenador, Blanc se hizo cargo del equipo galo durante el fin de semana y para su primer compromiso, un amistoso contra Noruega el 10 de agosto, no convocó a uno solo de los 23 futbolistas que Domenech llevó a Sudáfrica.

Otro de los que dejaron su cargo fue Carlos Alberto Parreira, el brasileño que condujo a Sudáfrica, el seleccionado local, durante la primera fase del Mundial: nunca un anfitrión se fue tan pronto de la Copa del Mundo como los Bafana Bafana versión 2010. Tibiamente Parreira intentó quedarse, pero la federación local designó a uno de sus ayudantes, Pitso Mosimane, como sucesor.

Suiza, Dinamarca, Serbia, Nueva Zelanda o Argelia tampoco pasaron a la segunda fase, pero el alemán Ottmar Hitzfeld, el danés Morten Olsen, el serbio Radomir Antic, el neocelandés Ricki Herbert y el argelino Rabah Saadane seguirán al frente, respectivamente, de esos seleccionados.

En México, Javier Aguirre renunció tras la eliminación a manos de la Argentina y todavía no fue nominado un reemplazante. Pero Carlos Queiroz continuará dirigiendo a Portugal, lo mismo que Bob Bradley en Estados Unidos y Vladimir Weiss en Eslovaquia. Corea del Sur y Grecia, superados por la Argentina en primera fase, perdieron a sus entrenadores, Huh Jung-Moo y Otto Rehhagel. También dejaron sus cargos Sven-Goran Eriksson (Costa de Marfil), Takeshi Okada (Japón), Reynaldo Rueda (Honduras). Paul Le Guen (Camerún) y Pim Verbeek (Australia).

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared