EL MUNDO › OBAMA MINIMIZO EL CONTENIDO DE LAS REVELACIONES SOBRE LA GUERRA EN AFGANISTAN

“Los documentos no revelan nada nuevo”

El presidente norteamericano reafirma su estrategia para Afganistán mientras que la opinión pública se muestra más escéptica. El Pentágono está lanzando “una gran investigación” para averiguar cómo se filtró la información.

 Por David Osborne *

La preocupación creció dentro de la Casa Blanca ayer luego de que Wikileaks diera a conocer decenas de miles de documentos que mostraban una imagen oscura y perturbadora del conflicto en Afganistán. El temor es que con esta revelación se socave aún más la estrategia de apoyo a Barack Obama en el Capitolio, en todo el país y aun entre los aliados de Estados Unidos en la OTAN. Mientras que parecía que las revelaciones no impedirían la aprobación en el Congreso del proyecto de ley de presupuesto que concede nuevos fondos por 60 mil millones de dólares para la guerra, los funcionarios expresaban su alarma de que los nuevos documentos pudieran poner en peligro los operativos en tierra en Afganistán.

El almirante Mike Mullen, el presidente del Estado Mayor Conjunto, dijo que estaba “horrorizado” por la filtración y sostuvo que “hay una amenaza potencial real ahí que puede poner en riesgo las vidas de los estadounidenses”.

Apareciendo en el Jardín de Rosas, el presidente Obama reiteró su preocupación por exponer a gente al peligro mientras minimizaba el significado más amplio del episodio. “Aunque me preocupa la difusión de información sensible del campo de batalla, que podría poner en riesgo a individuos u operaciones, esos documentos no revelan nada nuevo, ningún tema que no se haya informado sobre Afganistán”, dijo.

Un mensaje similar fue emitido por John Kerry, presidente del Comité de Relaciones Extranjeras del Senado. “Creo que es importante no exagerar o excitarse mucho sobre el significado de estos documentos”, dijo. Pero con el endeble apoyo del público a la guerra, parte de lo que está expuesto en los documentos, que va desde matanzas previas no reconocidas de civiles a una aparente evidencia de complicidad entre el servicio de inteligencia paquistaní, el ISI, y los combatientes talibán, seguramente aumentará la presión sobre el presidente Obama para que articule su estrategia más claramente.

El Pentágono dijo que estaba lanzando “una gran investigación” sobre cómo fueron pasados los más de noventa mil documentos a Wikileaks. Los funcionarios dijeron que el analista de inteligencia privado y del ejército Bradley Manning, de 22 años (ver aparte), que ya está acusado de pasar información sobre Irak en el website, es una “persona de interés”, por ahora. “Es alguien a quien estamos examinando muy de cerca”, dijo el coronel Dave Lapan.

Washington también tranquilizó a Pakistán de que las alusiones en los textos que relacionan a los funcionarios de inteligencia y los insurgentes, no dañarían las relaciones. Se dijo que los funcionarios en la Casa Blanca informaron al gobierno de Islamabad sobre la probabilidad de unos días difíciles antes de conocerse los documentos el domingo.

Geoff Morrell, un vocero del Pentágono, dijo que las preocupaciones de Estados Unidos porque Pakistán esté jugando a dos puntas en la región se habían tranquilizado en los últimos años. Lo que surge de los documentos, que van desde comienzos de 2004 a fines del año pasado, “no está en sintonía con lo que es la relación ahora y hacia donde se dirige desde hace un tiempo”, dijo.

Que los documentos de la guerra afgana no sean de este año es algo bueno para Obama, quien aumentó significativamente la presencia de tropas en el terreno. Refiriéndose a su estrategia, el presidente dijo que había “insistido en una mayor responsabilidad por parte de los socios en Afganistán y Pakistán”. Añadió: “Tenemos que ver que esa estrategia se cumpla”.

Algunos analistas advirtieron que no hay que subestimar el impacto que las filtraciones tendrían en el debate público. “Si Wikileaks descubrió algo nuevo no es realmente importante –está en la primera página de todos los diarios del país–, los medios están ahora enfocados en Afganistán y eso es muy bueno”, sostuvo Daniel Markey, del Consejo de Relaciones Exteriores. “El público ahora es más escéptico sobre la estrategia de la administración en Afganistán de lo que estaba la semana pasada y eso lo convierte en algo real.”

Entre los que expresaban preocupación sobre la guerra estaba la congresista republicana Jane Harman. “Este tema es candente y el presidente tendrá que decir algo más”, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Obama podría perder aún más apoyo a su estrategia en el Capitolio, de la gente e incluso de sus socios de la OTAN.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared