ECONOMíA › RECORD DE COMMODITIES Y DE LA MONEDA EUROPEA POR LA RECESIóN DE EE.UU.

El refugio a la crisis son el oro, euro y petróleo

El fin de semana no fue suficiente para que los mercados se relajen. La caída de Wall Street de 2,5 por ciento el viernes condicionó las principales plazas mundiales durante el día de ayer, que cerraron en su mayoría en baja. Mientras tanto, el euro, el oro, el petróleo y la soja siguen batiendo records de precio, como refugio a la crisis de la potencia hegemónica. La moneda europea cotizó cerca de 1,53 dólares. El oro está cada vez más cerca de pasar la marca de los 1000 dólares por onza y aumentó en la jornada de ayer 1,75 por ciento con respecto al cierre anterior. A su vez, las expectativas por la reunión de la OPEP de mañana llevaron al petróleo a rozar los 104 dólares.

Los encargados esta vez de agitar a los mercados durante la jornada de ayer fueron dos: los datos de la actividad industrial estadounidense, que fueron algo peor que lo esperado, y las declaraciones de un importante miembro de la Fed indicando la posibilidad de una nueva baja en las tasas. Este posible recorte había sido prenunciado por Ben Bernanke, titular de la Fed, la semana pasada. Charles Plosser, presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, indicó que dada la situación económica “las tasas deberían ser eventualmente un poco más bajas de lo que sugieren las reglas normales”, pero advirtió que las disminuciones “deben ser relativamente temporales y revertidas en el tiempo adecuado si queremos mantener controladas las expectativas de inflación”.

Uno de los impulsores de este desplazamiento hacia el oro y otros valores refugio es la pérdida de valor del dólar frente al euro. El alza sostenida en los commodities pone en evidencia la existencia de un componente especulativo cada vez mayor en esos mercados. La desvalorización del dólar, la reducción de tasas y el temor a una posible recesión en Estados Unidos conducen a gran parte de los inversores a optar por “activos calientes”. Mientras que bonos y acciones no otorgan grandes márgenes y el mercado inmobiliario dejó de ser atractivo, el refugio son los commodities, que permiten obtener, por ahora, excelentes rendimientos. Si bien estos productos tienden al aumento de precios, es difícil identificar cuánto de estos incrementos es genuino y no generado por la especulación.

En este contexto, el oro alcanzó un nuevo record al cotizar a 988,5 dólares la onza, mientras la de plata se acercaba a su record histórico de octubre de 1980 al situarse en 20,19 dólares. Por su parte, el petróleo rozó ayer los 104 dólares por barril. Los vaivenes en el precio del crudo vienen acompañados además por la incertidumbre que genera la reunión de la OPEP en Viena. Si bien los países consumidores llaman a elevar las cuotas oficiales del cartel, que representa más de 40 por ciento de la producción mundial, los analistas estiman que en el mejor de los casos la OPEP las mantendrá en los actuales niveles, aunque no se descarta un recorte, tal como sugirieron recientemente Irán y Venezuela.

Aunque se tratase de una dinámica transitoria la actual evolución de los commodities, algunos economistas sostienen que puede generar efectos irreversibles. El aumento en el precio de estos bienes impacta principalmente sobre los países pobres, que no son productores de alimentos ni de combustibles.

Por su parte, en la plaza local el dólar se comportó al revés de lo sucedido en los mercados internacionales y cerró a 3,18, medio centavo arriba que el cierre anterior. En tanto, las acciones líderes retrocedieron 0,9 por ciento. Las reservas del Banco Central sumaron 61 millones, para totalizar 49.323 millones.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.