ECONOMíA › RETROCEDIO EL DOLAR. EL MERCADO CONFIA EN UN PRONTO ACUERDO

Un día sin los fantasmas de siempre

Los exportadores aumentaron las liquidaciones y bajó sensiblemente la demanda de divisas del público. Las perspectivas de un acuerdo inminente con el FMI generaron un clima favorable que se reflejó en una baja de más del 2 por ciento del dólar en casas de cambio y 1 por ciento en el del BCRA.

Si bien los financistas coinciden en que la economía argentina no cambió nada de fondo, la proximidad del acuerdo con el Fondo Monetario cambió, por sí sola, las expectativas de los grandes operadores. Y la fuerte liquidación de divisas por parte de las exportadoras volvió a darle una mano al Gobierno. Estas compañías dejaron ayer en la ventanilla del Central 67,6 millones de dólares y el dólar libre registró ayer una baja importante, de entre siete y ocho centavos según las distintas casas de cambio, y quedó en 3,62/3,63 pesos para la venta. Fue la cotización más baja en dos meses. El Banco Central, por su parte, intervino en dos oportunidades contrayendo el tipo de cambio oficial, que finalizó cuatro centavos por debajo al día anterior: 3,52 pesos para la compra y 3,60 para la venta.
En los primeros dos días hábiles de la semana, la cotización del dólar cayó 11 centavos. En simultáneo, el Banco Central sigue embolsando divisas. Ayer ganó otros 46 millones de dólares para sus reservas ya que sólo hubo una demanda de 21,6 millones. La utilidad en lo que va del mes ya trepa a 266 millones.
Frente a la inminencia del acuerdo con el FMI, ya no caben dudas de que los exportadores dejaron de retener divisas y acopiar mercadería y ahora lucen más generosos en las liquidaciones. De un promedio de 40 a 50 millones de dólares diarios hasta la semana pasada, saltaron a los 100 millones del martes y a los casi 70 millones de ayer. El apuro se da en un marco de caída del dólar. De hecho, el tipo de cambio que les reconoce el Central declinó ayer de 3,64 a 3,60 pesos.
A pesar de la tranquilidad financiera, Aldo Pignanelli, titular del BCRA, volvió a ajustar los controles sobre el mercado cambiario. Restringió el que opera por cuenta y orden de la autoridad monetaria. A partir de hoy, los bancos y casas de cambio con más de 49 sucursales podrán vender 100 mil dólares diarios como máximo y sólo 50 mil dólares los que tengan menos de 49 filiales. En este mercado oficial ayer se colocaron apenas 2,4 millones de dólares, el monto más bajo desde que dio inicio este mecanismo, y la nueva restricción da cuenta de la voluntad de Pignanelli de eliminarlo con el transcurso del tiempo.
La caída del dólar refiere a las mejores expectativas que se abrieron en la City con el acercamiento entre el Gobierno y el Fondo Monetario. En ese marco, el consenso entre los financistas es que la crisis pudo haber superado el peor momento. Y que los próximos meses serán de estabilidad. No obstante, en distintos bancos consultados por Página/12 coincidieron en que aún no se avizora ningún cambio de fondo en la economía: no se ven inversiones y quedan muchos temas indefinidos para el año próximo. En el corto plazo, la atención de los financistas se centrará en la marcha de la campaña electoral. “El acuerdo con el FMI revela que en materia económica ya se tocó fondo. Ahora, lo más preocupante refiere a la situación política”, reseñó en diálogo con Página/12 el ejecutivo de una entidad financiera de primera línea.
Respecto de la situación financiera, la caída del dólar aparece acompañada por una marcada baja de las tasas de interés. En las colocaciones de Lebac, el Central está pagando los costos más bajos del año. Incluso, y aunque la mayor parte de las Letras se encuentran colocadas a menos de un mes de plazo, la entidad monetaria empezó, con éxito, a estirar los plazos de endeudamiento hasta los tres meses. Para los financistas, la conveniencia radica en que se aseguran una renta mensual del 5 por ciento en medio de la calma del tipo de cambio.
La cuota de incertidumbre, en todo caso, llega otra vez desde Brasil. Ayer el dólar subió a 3,92 reales. Y hoy el Banco Central de ese país debe hacer frente a un vencimiento de deuda por 3.600 millones de dólares. Hasta anoche, el Gobierno se había asegurado el refinanciamiento del 53 por ciento de ese total, mientras intentaba a último momento emitir un nuevo título por otros 1.000 millones. En este contexto, en San Pabloanalizaban que la suba del dólar se debía a una especulación de los bancos invertidos en los títulos que vencen hoy.

Compartir: 

Twitter
 

Pizarras sin amontonamientos ni apretujones. La City volvió a tener una jornada tranquila.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.