ECONOMíA › CONFIRMAN EL AUMENTO EN LAS TARIFAS DE LOS TRANSPORTES PúBLICOS DE PASAJEROS

Ya se viene el ajuste del boleto

Pasado mañana o el lunes se publicará el nuevo cuadro tarifario para viajar en colectivos, trenes y subtes en el área metropolitana. El argumento oficial es que el alza busca disminuir el dinero que se transfiere vía subsidios a las empresas del sector.

 Por Sebastián Premici

El Gobierno ya tiene decidido aumentar las tarifas de los transportes público de pasajeros de colectivos, trenes y subtes. Así lo confirmó ayer el ministro de Planificación, Julio De Vido. “¿Cuándo se concretará el aumento?”, le preguntaron. El funcionario sólo aclaró que “será en el momento oportuno”. Según la Secretaría de Transporte, el aumento de tarifas se publicará en el Boletín Oficial entre el viernes y el lunes de la semana próxima. “Todavía resta definir las diferentes tarifas por sección”, aseguraron desde la cartera que conduce Ricardo Jaime. Por su parte, el sector empresario indicó que los aumentos irán del 15 al 25 por ciento. El Gobierno justifica estas subas en la baja que habrá en los subsidios para el sector, calculando un ahorro aproximado de 800 millones de pesos. Entretanto, las asociaciones de consumidores reclaman que se realice una audiencia pública para que el Gobierno brinde detalles de esa medida.

La confirmación del aumento de tarifas para el transporte público de pasajeros se produjo cuando el ministro de Planificación estaba inaugurando las ampliaciones de la avenida General Paz. Sólo atinó a confirmar la medida, sin dar precisiones de cuándo se concretará. “Lo que se busca es un esquema de proporcionalidad respecto a las tarifas del rubro en otras provincias y en la región, además de reducir los subsidios que pagan todos los argentinos”, argumentó De Vido. Quien sí dio algunas precisiones sobre los aumentos que se concretarían entre el viernes o el lunes de la semana que viene fue el titular de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros, Daniel Millaci, que adelantó una eventual suba de entre un 15 y 25 por ciento en las tarifas del sector. De confirmarse este aumento, el boleto mínimo de colectivo subiría de 90 centavos a 1,10 peso, al igual que el pase del subte; en el caso del Premetro se elevaría de 60 a 70 centavos.

El principal argumento del Gobierno para subir las tarifas es que bajarán las transferencias al sector privado. “Los subsidios son un mecanismo redistributivo, para que los que menos tienen puedan utilizar un servicio público. Si ahora se aumentan las tarifas y se decide reducir los subsidios, el mayor costo lo tendrá que afrontar el que menos recursos tiene”, reflexionó ante Página/12 un especialista en temas relacionados con defensa del consumidor y asesor legislativo del kirchnerismo. Como todavía no está claro cuánto se ahorrará el Estado al bajar los subsidios y aumentar las tarifas, las asociaciones de consumidores reclaman que se realice una audiencia pública para que las empresas den cuenta de su estructura de costos y así determinar si es legítimo o no el aumento.

“Las empresas se benefician tanto por la recaudación de los boletos como por los subsidios. En el caso del transporte automotor es un 50 y 50. Las empresas de este sector reciben compensaciones con el subsidio al gasoil, los subsidios en las cadenas de peajes, más los beneficios de la ley de tránsito que amplió de 10 a 15 años el plazo obligatorio para renovar vehículos”, indicó a este diario el especialista Héctor Polino. Según indicó el ex diputado socialista, en 2003 los subsidios para el sector fueron de 760 millones de pesos, mientras que el año pasado alcanzaron los 6150 millones. “De 2007 al 2008, las transferencias se multiplicaron, con aumento del boleto incluido”, agregó Polino.

El último incremento en el transporte público de pasajeros se realizó en enero de 2008. Ese mes, la Secretaría de Transporte entregó en concepto de subsidios 327 millones de pesos, un aumento del 1 por ciento en relación a diciembre de 2007 y un incremento del 307 por ciento en comparación con el primer mes de 2007 (80,5 millones). Según el Presupuesto 2009, el apoyo al transporte público automotor de pasajeros será de 2980 millones de pesos y las transferencias al sector privado para el sistema ferroviario alcanzarán los 3113 millones de pesos. Con el aumento por venir, el Estado se ahorraría 800 millones, aunque las diferentes asociaciones de consumidores consultadas por este diario dudan de que con el aumento de tarifas se reduzcan los subsidios.

Compartir: 

Twitter
 

Julio De Vido, ministro de Planificación, junto al secretario de Transporte, Ricardo Jaime.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.