ECONOMíA › EL GOBIERNO ACORDó UN SWAP CON BRASIL POR 1500 MILLONES

Dólares a las reservas con gusto a caipirinha

 Por Tomás Lukin

Las autoridades monetarias de Argentina y Brasil anunciaron un swap de monedas por 1500 millones de dólares. El nuevo acuerdo contingente apunta a reforzar las reservas del Banco Central para amortiguar el impacto de la crisis internacional. Es una operación similar a la realizada recientemente con el Banco Popular de China, según señalaron desde el Ministerio de Economía. Desde la entidad que conduce Martín Redrado dijeron a Página/12 que en este caso la medida también tiene impacto en materia comercial. De acuerdo con su explicación, se trata de una extensión de la línea de créditos recíprocos que existe entre ambos bancos desde 120 millones de dólares hasta 1500 millones. Por lo tanto, los recursos podrían ser utilizados para financiar, por ejemplo, la compra de energía o aviones a Embraer. El convenio tendrá vigencia por un plazo de tres años y se terminará de pulir en las próximas semanas.

“Esto va a reforzar la posición financiera de cada país y de la región”, explicó el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, en la conferencia de prensa en que acompañó al ministro argentino Carlos Fernández. Según los funcionarios, el acuerdo tendría los mismos lineamientos que el swap con el Banco Popular de China, o el que firmó Brasil con la Reserva Federal. El acuerdo con el gigante oriental habilita el intercambio contingente de hasta 70.000 millones de yuanes –alrededor de 10.000 millones de dólares– por su equivalente en pesos, que luego deberán ser convertidos a dólares en algún mercado internacional. En cambio, desde la cartera de Economía sostuvieron que con el país vecino será directamente en “moneda dura”: Brasil entregará dólares y Argentina dará a cambio pesos. “Son para reforzar reservas”, deslizó Fernández.

El swap fue ofrecido por Brasil y se estaba negociando entre los presidentes de las autoridades monetarias de ambos países –Henrique Meirelles y Martín Redrado– pero terminó de acordarse en la última visita de Lula a Buenos Aires. Mantega explicó que “este dinero es como el crédito que nos entregó la Reserva Federal, los fondos pueden ser mantenidos en reserva, como lo hizo Brasil con lo que recibió de la FED, esto reduce el riesgo país”. El país vecino cuenta con 190 mil millones de dólares de reservas y no quiere perder terreno en la región. Por eso, Mantega anticipó que extenderá este tipo de acuerdos a otros países como Uruguay.

La crisis internacional tuvo un fuerte impacto en el sector financiero de Brasil. Entre septiembre de 2008 y febrero de este año experimentó una fuga de capitales que generó una caída en el stock de reservas superior a los 18 mil millones de dólares. La cotización del dólar, que ayer cerró en 2,07 reales, llegó a devaluarse un 40 por ciento (tocó 2,50). El Bovespa, el índice de la Bolsa de San Pablo, se desplomó. En este escenario, la FED habilitó un swap cambiario por 30.000 millones de dólares que fue utilizado por el gobierno de Lula.

Los funcionarios del Banco Central presentan una versión algo diferente. El crédito contingente por 1500 millones de dólares sería utilizado con fines comerciales y no sólo monetarios-financieros. Desde el BCRA explicaron a Página/12 que las operaciones de la nueva línea de crédito se deben realizar bajo el Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi). Este tipo de acuerdos funciona como un mecanismo multilateral de compensación de pagos entre 12 bancos centrales de la Aladi. A través de un sistema de garantías, asegura al exportador el cobro de la operación. La ampliación del crédito mutuo se podrá utilizar para financiar compra de energía, el pago de aviones a Embraer (alrededor de 700 millones de dólares), o el financiamiento de gasoductos.

La semana que viene viajará una misión técnica a Brasilia para empezar a delinear la letra chica del acuerdo. De tratarse de un swap como el que se firmó con China, la experiencia reciente de ambos países agilizará su aplicación. En cambio, la puesta en marcha de una línea de crédito para financiar operaciones comerciales en el marco de la Aladi tiene todavía algunas trabas legales referidas a la moneda en la que se deben realizar las transacciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.