ECONOMíA › OBAMA ANUNCIó MEDIDAS PARA TRATAR DE BAJAR LA TASA DE DESOCUPACIóN

Un paquete para reactivar el empleo

El proyecto de ley presentado ayer contará con cerca de 200 millones de dólares para créditos blandos a pequeñas y medianas empresas, incentivos a la inversión en energía y mayor gasto en infraestructura. Todavía debe ser aprobado por el Congreso.

Créditos baratos para las pequeñas empresas, incentivos para la inversión en energías renovables en los hogares y más gasto en infraestructura son los componentes de la nueva receta que el gobierno de Estados Unidos anunció ayer. Busca impulsar la creación de puestos de trabajo y frenar el alza en la tasa de desempleo que se ubica en el 10 por ciento. El proyecto de ley presentado por el presidente Barack Obama contará con alrededor de 200 millones de dólares y todavía debe ser aprobado por el Congreso. Una parte del financiamiento provendrá de los fondos del billonario rescate a los bancos que no fueron utilizados para sanear sus activos. En tanto, las principales bolsas del mundo cerraron en caída ante el fortalecimiento del dólar y el escenario turbulento en Dubai. En Wall Street el índice industrial Dow Jones perdió uno por ciento y el tecnológico Nasdaq 0,7 por ciento. La plaza local no operó por el feriado.

“Dada la necesidad de acelerar el ritmo de contrataciones en el sector privado, estas iniciativas focalizadas son correctas y necesarias”, consideró el mandatario norteamericano. Los recortes impositivos dirigidos hacia las pequeñas empresas no difieren considerablemente de las políticas impulsadas por su antecesor George W. Bush. A su vez, propuso eximir al sector del pago del impuesto a las ganancias durante un año. Según señaló Obama, esas empresas crean el 65 por ciento de los puestos de trabajo.

En infraestructura el proyecto plantea invertir más dinero en rutas, puentes, aunque no especificó montos ni obras puntuales. En el marco de la cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, el mandatario ofreció descuentos para aquellas personas que quieran hacer el consumo energético de sus hogares más eficiente.

Estas iniciativas complementarán al ya existente estímulo fiscal de 787 mil millones de dólares y no se concretarán hasta que el Congreso las apruebe. El líder de la mayoría, Steny Hoyer, ya adelantó que no llegarán a votarlo antes del año próximo. El Senado está concentrado en el debate sobre la reforma al sistema de salud y otras medidas “más urgentes”. En el discurso de ayer buscó resaltar las acciones económicas de su gobierno hasta ahora y los planes para 2010. El año próximo se celebran elecciones legislativas.

Obama había hecho referencia el lunes pasado a la posibilidad de utilizar parte de los millones de dólares no gastados del plan de rescate del sistema financiero para estimular la creación de empleo. Sin embargo, existe fuerte oposición, fundamentalmente desde la ortodoxia económica y la bancada republicana, para destinar en ese sentido los fondos “disponibles”. En cambio, proponen que se atribuyan al presupuesto para reducir marginalmente el déficit que ronda el 12 por ciento.

Otros especialistas critican el proyecto y la política en materia laboral oficial, ya que no se concentra en la creación directa de puestos de trabajo. A su vez, explican que una reducción del déficit –vía ajustes del gasto– no debe ser una prioridad en un momento recesivo y de incremento en el desempleo. No obstante, la Casa Blanca considera que el plan de estímulo aprobado este año creó o salvó un millón de empleos evitando así que la crisis se profundice todavía más.

El desempleo en Estados Unidos se ubicó en el 10 por ciento durante noviembre luego de alcanzar su máximo en 26 años durante octubre al subir hasta 10,2 por ciento. En Argentina la tasa de desocupación creció hasta el 9,1 por ciento durante el tercer trimestre y en Brasil llegó al 7,9 por ciento. La destrucción de empleos elevó hasta los 15 millones la cantidad de personas sin trabajo en la potencia hegemónica. “Estos han sido dos años duros y no cabe duda de que tenemos meses complicados por delante. Pero las tormentas del pasado están menguando y el cielo se está abriendo”, vaticinó Obama.

En su discurso, el mandatario criticó la oposición de los republicanos a sus políticas económicas. Apuntó que su administración tomó una serie de “pasos difíciles, en gran medida sin el apoyo de la oposición que estuvo a cargo de las decisiones que nos llevaron a esta crisis”.

Compartir: 

Twitter
 

“Estas iniciativas focalizadas son correctas y necesarias”, aseguró Obama al hacer el anuncio.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.