ECONOMíA › LOS RURALISTAS BUSCARáN METER PRESIóN A LOS LEGISLADORES MAñANA

Acto para marcar la cancha

La Mesa de Enlace buscará, mañana, meterles presión a los nuevos legisladores con un acto masivo de claro perfil opositor. La cita es en el Rosedal de Palermo, donde en la madrugada del 17 de junio del año pasado celebraron el rechazo parlamentario a la Resolución 125. La apertura será con una bendición ecuménica a cargo del rabino Sergio Bergman y los sacerdotes católicos Guillermo Marcó, ex vocero del arzobispo Bergoglio, y Francisco Morad, rector del Colegio San Pablo de Buenos Aires. Luego será el turno de los presidentes de las cuatro entidades rurales, únicos oradores previstos, aunque tal vez se sume Alfredo De Angeli. En la improvisada platea ubicada frente al escenario estará la plana mayor de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), algunos empresarios de la UIA y casi todo el arco político opositor.

El encuentro tiene como lema “La ciudad y el campo por una Argentina que incluya en paz y con esperanza”. “Se festejarán varias cosas, entre ellas la asunción de los nuevos legisladores y la posibilidad de recordar la vuelta a la democracia, junto a la promesa de más federalismo, más participación y diálogo institucional”, afirmó Luis Miguel Etchevehere, director de la Sociedad Rural Argentina. Más allá de lo formal, el objetivo es realizar una demostración de fuerza para propios y ajenos. A los legisladores opositores buscan marcarles la agenda y meterles presión para que avancen con un proyecto tendiente a reducir las retenciones a la soja. Mientras que al Gobierno intentarán dejarle en claro que la capacidad de movilización de “el campo” sigue intacta y que recurrirán a ella en caso de que intenten vetar algunas de las iniciativas del bloque rural.

El acto también busca ser un gesto de unidad con la industria para poder presionar de manera conjunta en pos de concesiones oficiales. El año pasado la Unión Industrial Argentina evitó cualquier tipo de participación activa en el conflicto por las retenciones, lo que fue leído por los ruralistas como un apoyo implícito al Gobierno. Ahora quieren que la situación sea diferente. Por eso estuvieron presentes en la convención anual de la UIA y esperan que los industriales retribuyan el gesto. Los que ya confirmaron su presencia son los empresarios de AEA.

Los ruralistas han evitado arriesgar cuánta gente concurrirá porque no quieren que una cifra menor a la pronosticada sea leída como un fracaso. Es sabido que no podrán igualar lo hecho el año pasado antes de la votación en el Senado, cuando reunieron más de 100 mil personas. Ahora las entidades pondrán decenas de micros a disposición de los productores del interior y apostarán también a capitalizar el rechazo que Cristina Fernández de Kirchner tiene en el sector más acomodado de la ciudad de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.