ECONOMíA › CAYó 2,9 POR CIENTO LUEGO DE LOS FERIADOS DEL BICENTENARIO. LOS TíTULOS RETROCEDIERON HASTA 3,5

La Bolsa acusó el impacto con retraso

El mercado local reacomodó sus precios luego de dos días de inactividad en línea con las caídas que sufrieron en ese lapso las principales Bolsas del mundo. El dólar se mantuvo en 3,93 pesos, pero el euro cayó 6 centavos y se ofreció a 4,85 pesos.

El mercado local reacomodó sus precios luego de dos días de inactividad en línea con las caídas que sufrieron en ese lapso las principales Bolsas del mundo. El Merval cayó 2,9 y los títulos públicos locales, hasta 3,5 por ciento. Ni siquiera alcanzó la recuperación que evidenciaron ayer las plazas europeas para amortiguar la baja. Entre los papeles privados, los mayores retrocesos estuvieron del lado de los bancos, debido a su exposición en bonos en cartera. Por su parte, la deuda pública sigue sin recuperar terreno, ante la posibilidad de que el nivel de aceptación total del canje no logre cumplir con el piso de 60 por ciento prometido por Economía. El bajo grado de adhesión de los institucionales, que sumaron unos 8500 millones de dólares de los 10 mil que el Gobierno esperaba captar, es lo que desencadenó la ola de ventas. A esto se sumó una nueva embestida de fondos buitre para embargar depósitos que el Banco Nación tiene en Nueva York.

El escenario se complejiza cada vez más. Las turbulencias financieras en Europa y los escasos resultados obtenidos hasta el momento en la operación de canje complican la esperanza del Gobierno de salir al mercado voluntario en el corto plazo para obtener dinero fresco. Los sucesivos desplomes de las Bolsas internacionales arrastraron también los precios de los activos locales y, en el caso de los títulos públicos, esa caída le hizo perder atractivo al paquete ofrecido a los holdouts para que canjeen sus bonos en default. El conjunto de títulos que componen la oferta perdieron hasta un cuarto de su valor desde que se inició el proceso. Los bancos organizadores del canje (Barclay, Deutsche y Citi) tampoco pudieron cumplir con el piso de adhesión de mayoristas (de 55 por ciento).

La intención de evitar nuevas demandas de parte de los fondos buitre en contra del Estado argentino, con la reapertura del canje, también parece naufragar. Esta semana, el juez de Nueva York Thomas Griesa falló en favor de un grupo de bonistas individuales que solicitó el embargo de unos 2400 millones de dólares del Nación depositados en Nueva York. El buffet de abogados que asesora a la entidad tiene hasta el 3 de junio para presentar su apelación y para el día siguiente está prevista una audiencia entre las partes. Desde el Nación confían en que revertirán el fallo, debido a que la figura del alter ego (nivel de autonomía de la entidad respecto del gobierno nacional) que argumenta este grupo de inversores fue desestimada por el propio Griesa en 2009.

A este clima enrarecido se suma la volatilidad externa. En el transcurso de la semana las Bolsas a ambos lados del Atlántico acumularon pérdidas promedio en torno al 5 por ciento, aunque ayer detuvieron el derrape. El panel local de empresas retrocedió 2,9 por ciento. Entre las acciones que componen el Merval, el sector bancario fue el más castigado. El Francés evidenció una baja de 9,6 por ciento; el Macro, de 7,6 por ciento; y el Hipotecario, de 5 por ciento. “Lo que se vio fue un ajuste de los precios en línea con lo que fueron las ruedas anteriores (que no operó el mercado local por los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo) y en respuesta a la magra adhesión al canje”, dijo a este diario Osvaldo González, analista de Arpenta Sociedad de Bolsa.

Más allá de los ganancias records que difundieron los bancos durante los primeros meses del año, el mercado evalúa las tenencias en bonos de las entidades al momento de operar. En el primer trimestre, por ejemplo, la mejora en el precio de los títulos representó una ganancia neta de 66,8 por ciento para los bancos respecto de igual lapso de 2009. Ayer los bonos que componen la oferta de canje cerraron otra vez en baja. Los cupones atados a la marcha de la economía perdieron 2,2 por ciento, mientras que el Discount en pesos se retrajo 0,8 por ciento y el Par perdió 3,5. Por su parte, el riesgo país quedó en 840 puntos.

La plaza cambiaria reanudó las operaciones sin sobresaltos. La oferta de los exportadores volvió a ser absorbida por la intervención del Banco Central, que ya incorporó a sus reservas un monto equivalente a lo adquirido durante todo 2009. El stock de reservas finalizó en 49.026 millones de dólares. Al público, el dólar permaneció sin modificaciones en las pizarras del microcentro porteño, a 3,93 pesos. No obstante, el euro retrocedió seis centavos y se ofreció para la venta a 4,85 pesos. Por último, el real logró una recuperación frente al dólar y concluyó en 1,855.

Compartir: 

Twitter
 

Las acciones del Banco Francés encabezaron la baja, con un 9,6 por ciento.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.