ECONOMIA › PROYECTO SUR Y EL SOCIALISMO VOTARON JUNTO AL GRUPO A POR PAPEL PRENSA

Bloquear el proyecto oficial

El grupo de la oposición en Diputados coincidió en la estrategia de frenar el inicio del debate sobre la iniciativa para declarar de interés público la producción, comercialización y distribución del papel para diarios. Se define hoy en sesión de Diputados.

 Por Sebastián Premici

“A pesar de tener grandes diferencias con el Grupo A, voy a apoyar que este proyecto (el de Papel Prensa) vaya al recinto para que sea el pleno de la Cámara quien decida las comisiones donde deberá tratarse.” Con estas palabras, Alcira Argumedo, diputada de Proyecto Sur, convalidó ayer la estrategia opositora para frenar el inicio del debate sobre la iniciativa para declarar de interés público la producción, comercialización y distribución del papel para diarios. Con su voto, sumado a la posición del socialismo, el conglomerado opositor (UCR, Peronismo Federal, Coalición Cívica, PRO, GEN y los ya nombrados Proyecto Sur y PS) consiguió 15 firmas para rechazar el inicio del debate en la Comisión de Comercio, presidida por Juliana Di Tullio (FpV). El Grupo A forzará hoy una nueva votación. Su estrategia apunta a que la iniciativa sea tratada sólo en las comisiones de Asuntos Constitucionales (Graciela Camaño) y Libertad de Expresión (Silvana Giudici), dominada por representantes que se alinean con los intereses de los grupos privados. De todas maneras, la Comisión de Comercio avanzará la semana que viene con el inicio de audiencias públicas con la participación de representantes de pequeños diarios del interior.

–¿Están listos para la paliza que les vamos a dar? –le dijo Eduardo Amadeo (Peronismo Federal) a Di Tullio ante de empezar la reunión.

–¿A nosotros? En todo caso será para el país –respondió la titular de la Comisión de Comercio. Este diálogo fue el prólogo del debate que se dio en el seno de la comisión, donde el oficialismo y la oposición mantuvieron un duro cruce alrededor del proyecto sobre Papel Prensa.

“Entendemos, y creo expresar el sentir de la oposición, que no es posible iniciar la discusión porque no se cumple con el reglamento de la Cámara”, lanzó Amadeo. El argumento opositor es que el proyecto enviado por el Ejecutivo, incluido en el Boletín de Asuntos Entrados número 25 que debía votarse la semana pasada, no fue tratado por el pleno de la Cámara. Por lo tanto, no tendría estado parlamentario. Si bien esto se ajusta al reglamento de Diputados, es usual que en la Cámara los proyectos comiencen a tratarse antes de que los legisladores aprueben sus ingresos y las comisiones a las que fueron girados.

Toda la reunión estuvo marcada por el tire y afloje entre la oposición y el oficialismo para ver si correspondía analizar el tema o no. La oposición llegó a la comisión con la intención de archivar el proyecto. Pero para eso debía contar con el número suficiente para rechazar la medida. En la comisión participan 31 legisladores, 13 son del FpV, 15 del núcleo más duro de la oposición y tres de la llamada centroizquierda (Proyecto Sur, PS y GEN).

Al núcleo duro de la oposición le faltaron dos legisladores, el radical Eduardo Kenny y Alfredo Olmedo. Por eso no bien arrancó el debate, Miguel Angel Giubergia (UCR), Patricia Bullrich (CC) y Amadeo no dejaban de lado sus teléfonos celulares llamando a todos los legisladores que estaban en despachos del Congreso pero que todavía no habían entrado a la reunión, como Gabriela Michetti. También mantuvieron un breve diálogo con Argumedo. Cuando la oposición contabilizó 15 legisladores, Amadeo tomó la palabra: “Presentamos un proyecto de dictamen para retirar el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo, el cual todavía no fue aprobado su ingreso por el pleno”.

–¿Sobre qué expediente están firmando este dictamen? –retrucó Patricia Fadel (FpV). Y agregó: “Ustedes dicen que el proyecto sobre Papel Prensa no tiene estado parlamentario, así y todo proponen un dictamen sobre una iniciativa que para ustedes no entró. Eso es bastante incoherente”.

Luego de la intervención de Fadel, la discusión aumentó en decibeles. Entonces, Giubergia manifestó: “La oposición firmará este dictamen de mayoría”.

–¡Yo no autoricé ninguna firma! –levantó la voz Di Tullio.

–¡No tiene que hacerlo! ¡La mayoría define! –afirmó la radical Giudici.

Después de estas idas y vueltas, Argumedo tomó la palabra para fijar la posición de Proyecto Sur. “Como asesora de la Unesco en la década de 1980, siempre me opuse a la dictadura de las mayorías. Sin embargo, hay cuestiones reglamentarias que no pueden obviarse. Por eso voy a apoyar que el tema sea tratado en el recinto, a pesar de tener grandes diferencias con el Grupo A”, afirmó la legisladora de la centroizquierda, habilitando así la estrategia del Grupo A.

Para no quedar fuera de esa tenida, el PS también acompañó esa postura, aunque aclararon a este diario que están de acuerdo con avanzar en la regulación de la producción y comercialización del papel para diarios, aunque hayan votado en contra. “Si ahora la norma es ir con el reglamento bajo el brazo, eso haremos. Si estas son las reglas de juego, nos manejaremos así”, indicó a Página/12 Alicia Ciciliani (PS).

El supuesto dictamen de la oposición tuvo 15 firmas, una menos que la mayoría necesaria. Por lo tanto, según interpretaron desde el oficialismo, carece de valor. Después de dos horas y media de debate, el Grupo A se retiró. Pero la comisión siguió sesionando con los 13 integrantes del FpV, más cuatro de la oposición (Argumedo, Ulises Forte, Hilma Re y Amadeo). Con estos números, el oficialismo terminó votando a favor de convocar a audiencias públicas, las cuales comenzarán la semana que viene con los diarios del interior del país. El capítulo siguiente se dará hoy, cuando el Grupo A intente bloquear el proyecto durante la sesión.

Compartir: 

Twitter
 

Juliana Di Tullio (FPV) y Eduardo Amadeo (Peronismo Federal) debatiendo por Papel Prensa.
Imagen: Sergio Goya
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared