ECONOMIA › EL BANCO CENTRAL ELEVO LA PROYECCION DE CRECIMIENTO PARA EL AñO

La economía se saca un nueve

La autoridad monetaria subió dos puntos su estimación de expansión del PIB, debido al mayor dinamismo del consumo y los sectores rural e industrial. También advirtió que en el último trimestre habrá mayores presiones inflacionarias.

El Banco Central revisó al alza sus proyecciones de crecimiento para 2010, que ahora se ubican “en torno del 9 por ciento inte-ranual”, una suba de dos puntos porcentuales frente a la última estimación del organismo. En 2011, la actividad económica continuaría creciendo con un ritmo de expansión más moderado, aunque por encima de la tendencia histórica del país, indicó el BCRA en su informe de inflación del cuarto trimestre. Por otro lado, el organismo anticipó una aceleración en el avance de precios para el último trimestre del año a partir de la suba de las materias primas en los mercados mundiales y alzas del precio de la carne vacuna. En relación con los agregados monetarios, el documento destaca que el aumento trimestral de las colocaciones a plazo en pesos del sector privado fue de 11,3 por ciento, “uno de los más elevados de los últimos años”.

La marcada expansión económica obedece principalmente al crecimiento agrícola y a la sostenida suba de la industria, indica el informe del Central, y “obligó a revisar al alza las proyecciones de crecimiento para 2010, que se ubican en torno del 9 por ciento interanual”. El principal impulsor del crecimiento sigue siendo el consumo privado, analiza. En el mercado de trabajo, esto se refleja en “la creación de puestos en los sectores productores de servicios”, por lo que “la tasa de desocupación se ubica por debajo de los niveles de 2008 y finalizaría 2010 en nuevos valores mínimos”, según la autoridad monetaria.

En relación con la inflación, el informe resalta que en el tercer trimestre “los precios minoristas mantuvieron las tasas de aumentos interanuales en torno de las del período abril-julio, comportamiento explicado en su mayoría por la evolución de los precios de los alimentos”. Sin embargo, destacó el mayor dinamismo de precios en los servicios no regulados, como salud, vivienda y esparcimiento.

A lo largo del documento, la entidad despliega la explicación que le encuentra al problema de la inflación. “Las presiones inflacionarias están aumentando en varios países emergentes por el efecto sobre los precios internos del avance de las cotizaciones de los commodities”, destaca. “Se prevé para los próximos meses que permanezca la tendencia al alza de los precios de los productos primarios, en la medida en que el dólar continúe desvalorizándose”, proyecta la entidad. Por ello advierte que a nivel local habrá “presiones inflacionarias adicionales”, también debido a las nuevas subas en el precio de la carne vacuna.

En referencia a los agregados monetarios, el BCRA informó que el componente transaccional de la demanda creció 23,8 por ciento interanual en el tercer trimestre, mientras que los rubros destinados al ahorro en moneda local lo hicieron 28,1. La entidad vinculó el crecimiento de los medios de pago con la compra de dólares para sostener el tipo de cambio a un nivel competitivo. Sin embargo, el 70 por ciento de esa expansión fue esterilizado mediante la colocación de Lebac y Nobac. Aunque creciente, el stock de esos títulos sobre la base monetaria, las reservas internacionales y el M3 se encuentra por debajo de sus máximos históricos.

Por otra parte, el Central destacó que si bien las exportaciones cobraron dinamismo por la excelente cosecha y la venta de autos a Brasil, la fuerte suba de las importaciones asociadas al crecimiento económico provocaría una reducción en el superávit comercial anual, aunque éste sigue siendo elevado en términos históricos. Junto con la recuperación del superávit fiscal, reflejan la solidez de los fundamentos macroeconómicos.

La entidad monetaria también analizó el peligro de la “guerra de monedas”, el centro del debate en la próxima reunión del G-20. La liquidez internacional creciente, las mejores perspectivas de crecimiento para los países subdesarrollados y el diferencial de tasas respecto de las economías industrializadas explican para el BCRA el fuerte flujo positivo de capitales hacia los países emergentes.

Para evitar la apreciación de sus monedas, las economías en desarrollo limitan las subas en la tasa de interés, adoptan políticas de intervención cambiaria (como el caso argentino) o aplican mayores regulaciones sobre los flujos de capitales (herramienta que utiliza Brasil). La discusión es de gran relevancia a nivel local, por los impactos de la apreciación en la estrategia nacional de desarrollo, considera la autoridad monetaria.

El informe del BCRA hace referencia a la creación de la cuenta bancaria gratuita universal, que “extendió la disponibilidad de los servicios bancarios para incluir a un segmento de la población que aún no había podido ser incorporado al sistema financiero”. También destaca la provisión gratuita del cheque cancelatorio como medio de pago, una medida adoptada para evitar las salideras bancarias.

Compartir: 

Twitter
 

La desocupación terminaría 2010 en nuevos valores mínimos gracias a los puestos industriales.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared