ECONOMIA › LA UIA Y LA CGT PLANTEARON LA NECESIDAD DE CONSENSUAR UNA AGENDA ECONOMICA

Otro intento por el Pacto Social

Hugo Moyano y Héctor Méndez reflotaron la idea de armar un Consejo Económico y Social, iniciativa que el Gobierno nunca terminó de aceptar. Como gesto de acercamiento, se levantó la audiencia en el Congreso para discutir el proyecto de reparto de ganancias empresarias.

 Por Sebastián Premici

Tras la muerte de Néstor Kirchner, la CGT y la UIA hablan de paz social. Esto implica suspender, al menos por un momento, las fricciones entre ambos sectores e impulsar una agenda económica común. Así lo ratificaron ayer tanto el titular de la cámara empresaria, Héctor Méndez, como el máximo responsable de la central de trabajadores, Hugo Moyano. El primer acercamiento ocurrió anteayer en la sede de Camioneros luego del velatorio de Kirchner en la Casa Rosada, por iniciativa del gremialista. De esas conversaciones reflotaron la idea del Consejo Económico y Social, una instancia de “acuerdos” que nunca pudo concretarse. Como parte de este acercamiento, Héctor Recalde, titular de la Comisión de Legislación Laboral en Diputados e impulsor del proyecto de ley para distribuir ganancias entre los trabajadores, suspendió la reunión de comisión que estaba estipulada para la semana próxima donde se iba a analizar la iniciativa junto a los representantes de la UIA. En parte fue un gesto de distensión y, por otro lado, una muestra de respeto ante el luto por el fallecimiento del ex presidente.

“La idea es que analicemos todos los temas que nos involucran y que intentemos consensuar, porque el país lo necesita y también nuestra Presidenta para poder llevar adelante un país con dignidad para todos los argentinos. En este sentido, es muy importante que retomemos el tema para la conformación del Consejo Económico y Social”, manifestó ayer Moyano.

La creación del Consejo, un espacio pensado para que confluyan empresarios, sindicatos y el Gobierno, nunca pudo llegar a buen puerto, a pesar de haber sido barajado durante el tramo final de la presidencia de Néstor Kirchner y luego anunciado por la propia presidenta Cristina Fernández. Luego de la crisis con el sector agropecuario, incluso se intentó incluir a los referentes de la Mesa de Enlace, quienes desistieron del convite. “Hay que consensuar una nueva agenda económica”, agregó ayer el camionero.

–¿Qué implica esta agenda? –preguntó Página/12 a Juan Carlos Schmidt, titular del gremio de Dragado y Valizamiento.

–Hablar de todos los temas posibles. Si vamos a abrir una amplia agenda, seguramente deberemos incluir en la discusión el proyecto para distribuir ganancias entre los trabajadores. De todas maneras, todavía no hay fecha para una reunión –indicó Schmidt.

Por su parte, el titular de la UIA fue un poco más explícito en cuanto a las motivaciones que llevarían a su entidad al diálogo con la CGT. “La Argentina iba en dirección a una colisión, por eso la sociedad espera gestos de grandeza. No nos llama la inestabilidad, sino la responsabilidad que nos toca a no-sotros en este momento. Mandar señales en esta dirección es fundamental, sobre todo porque son sectores que efectivamente se han sacado chispas. El que piensa sólo en su sector es una especie de depredador social”, argumentó Méndez.

La supuesta colisión hace referencia al proyecto para la participación de los trabajadores en las ganancias empresarias, fuertemente criticado por la UIA y el resto de las entidades que conforman el G-6 criollo. Incluso, Méndez llegó a comparar a la Argentina con Cuba, a partir de esta iniciativa.

“Moyano es un legítimo defensor de determinados intereses y yo, de otros intereses. Esta es una relación adulta, que viene de muchísimos años y nunca se cortó. A veces no tenemos por qué tener coincidencias. Las disidencias no significan oposición, combates, luchas”, remarcó el titular de la UIA. En este sentido, el diputado Recalde confirmó a este diario que la reunión de comisión del próximo martes, donde la UIA debía asistir para dar su opinión sobre el proyecto en cuestión, fue levantada.

Con el objetivo de dar tranquilidad, el ministro de Economía, Amado Boudou, estuvo en comunicación directa con los principales empresarios del país, durante toda la mañana y tarde del miércoles. Por su parte, el presidente del Banco Macro y titular de Adeba, Jorge Brito, también hizo referencia a la necesidad de encauzar el diálogo entre los diferentes sectores económicos.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de la UIA y su par de la CGT se juntaron para intentar bajar las fricciones entre ambos sectores de las últimas semanas.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared