ECONOMIA › EN LOS TRES PRIMEROS DIAS DEL “PARO” SE COMERCIALIZARON 640.302 TONELADAS DE TRIGO

Un lockout que fue más bien para la tribuna

Si se computa el resto de los granos, ingresaron al mercado 1,1 millón de toneladas que los productores trasladaron desde los campos a los acopiadores, los silos de las exportadoras, la industria aceitera y los molinos.

 Por Tomás Lukin

Entre el lunes 17 y el miércoles 19 de enero entraron en el circuito de comercialización interna 640.302 toneladas de trigo. La cifra se registró durante las tres primeras jornadas del lockout agropecuario donde los miembros de la Mesa de Enlace se comprometieron a no comercializar cereales y oleaginosas. Los datos están en sintonía con los que se esperaban para la etapa final de la cosecha del cereal. En total, el Estado relevó la entrada en el mercado interno de 1,1 millón de toneladas de productos como trigo, soja, girasol, cebada, sorgo y maíz. Esos granos fueron trasladados desde los campos a los acopiadores, los silos de las empresas exportadoras, la industria aceitera y los molinos. Por su parte, el eslabón exportador y el Mercado a Término de Buenos Aires, la compraventa electrónica de los productos en la plaza financiera, también se mantuvieron activos durante la semana pasada a pesar de la protesta.

En el segmento de comercio exterior dos firmas acopiadoras y exportadoras vinculadas directamente con Coninagro y Federación Agraria continuaron con normalidad sus operaciones. La Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) ligada a la entidad que preside Carlos Garetto solicitó durante la semana pasada a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) permisos para embarcar más de 51.000 toneladas de trigo y 30.000 toneladas de maíz. Con una escala menor, Agricultores Federados Argentinos (AFA) relacionada con la entidad que encabeza Eduardo Buzzi recibió la aprobación para exportar 20.000 toneladas de trigo horas antes del anuncio de la medida de fuerza.

Tranqueras abiertas

Durante el cese de comercialización dispuesto por la Mesa de Enlace, los productores continuaron la carga de trigo en los camiones para enviar a los acopios, las empresas exportadoras, la molienda y las compañías aceiteras. Entre el lunes y el miércoles pasados se movieron desde los campos 640 mil toneladas de trigo, 152 mil toneladas de soja, 96 mil toneladas de cebada, 69 mil de maíz y 33 mil toneladas de trigo candeal, una variedad de mayor contenido proteico. Esos datos surgen de los formularios 1116-A, la documentación que respalda la entrada de la mercadería en el circuito comercial, presentados por los productores a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) durante los primeros tres días del lockout.

Antes de la presentación de esos certificados, ninguno de los organismos del Estado –AFIP, Oncca o Senasa– conoce la existencia de los granos. El formulario 1116-A no implica una operación de compraventa, pero es el primer paso en la cadena de comercialización. A partir de ese momento los productos pasan a estar guardados en un acopio que cobra por el servicio de almacenamiento o son vendidos a los molinos y a las empresas exportadoras como Cargill, Bunge, Molinos, AGD o Dreyfus. Estas empresas solicitaron normalmente a la Oncca ROE verdes, los permisos de exportación, y compraron granos en el mercado electrónico porteño.

Los datos sobre el movimiento del trigo desde los campos son consistentes con las últimas semanas de la cosecha de trigo y, por lo tanto, un 25 por ciento inferiores a los observados la semana pasada, cuando se certificaron alrededor de 850 mil toneladas del cereal. Los productores que no tienen la espalda financiera para conservar sus productos en silos bolsa ubicados al interior de sus establecimientos y venderlos meses más tarde a un precio mayor tienen que ingresarlos en la cadena de comercialización. Pero también venden el producto al mercado quienes buscan aprovechar oportunidades de negocios puntuales. El paso inicial de ese proceso se realiza ineludiblemente a través del formulario 1116-A. Ese documento certifica que los granos que pasaron a estar en manos de un acopiador, exportador o molino son propiedad del productor. El siguiente eslabón, que en muchas operaciones es simultáneo, es la venta del producto.

Al exterior

El cese de comercialización interna que lanzó la Mesa de Enlace tampoco tuvo su correlato en las operaciones con el exterior realizadas por las empresas directamente vinculadas con sus organizaciones. Las compañías exportadoras y acopiadoras ligadas a Coninagro y Federación Agraria solicitaron a la Oncca ROE verdes para liberar ventas por más de 70.000 toneladas de trigo desde que se anunció el lockout. De acuerdo con la información que publica en su sitio web todos los días Oncca, la pata exportadora de Coninagro, la Asociación de Cooperativas Argentinas, pidió permisos para embarcar 51.000 toneladas del cereal durante el cese de comercialización. La aprobación de los ROE implica el pago anticipado de las retenciones. Desde ACA, que preside el dirigente cordobés Daniel Biga y cuyo ex presidente Egidio Mailland es miembro del Consejo de Administración de Coninagro, justificaron las operaciones y explicaron que si no solicitan los permisos podrían perder a manos de otras empresas los cupos de exportación habilitados recientemente por el Ministerio de Agricultura.

AFA lidera el ranking de acopiadores. Actualmente la asociación posee en su poder un millón de toneladas de granos. En segundo lugar sigue Cargill, con 800 mil toneladas, y muy cerca se ubica ACA, con 730.000 toneladas atesoradas en sus establecimientos. Agricultores Federados y la Asociación de Cooperativas Argentinas se ubican entre los 20 principales operadores que concentran el 44 por ciento de la capacidad de almacenaje. El resto se distribuye entre los más de 1500 operadores que quedan.

Las dos empresas acopiadoras y exportadoras directamente vinculadas con dos de las cuatro entidades agropecuarias reproducen al momento de vender al exterior las mismas prácticas abusivas de las compañías multinacionales que la Mesa de Enlace busca revertir con el lockout. Según precisó el intendente de Leones, Fabián Francioni, ambas firmas abonan a los productores asociados a Federación Agraria y Coninagro precios inferiores al denominado “precio pleno” que reclaman Biolcati, Llambías, Garetto y Buzzi.

Gaucho electrónico

Mientras que las imágenes difundidas en distintos medios muestran las Bolsas de Cereales de Buenos Aires y Rosario desiertas, los operadores trasladaron sus operaciones en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde se vendieron cereales durante toda la semana aprovechando los altos precios. Los datos publicados por el Matba evidenciaron la colocación de más de 50.000 toneladas de granos repartidos entre maíz, soja y trigo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared