ECONOMíA › SUSPENDIERON A LA CONDUCCIóN DEL SINDICATO DE SANTA CRUZ

Petroleros en la cuerda floja

Un fallo de la Justicia provincial cesó en sus funciones al titular del gremio de petroleros y a su segundo. La pelea entre ambos derivó en una huelga que lleva veintidós días. El Ministerio de Trabajo designó a un administrador temporario. Se aguarda el levantamiento del paro.

 Por Sebastián Premici

El Ministerio de Trabajo intervino nuevamente en el conflicto que se vive dentro del Sindicato del Petróleo y Gas de Santa Cruz, luego de que se conociera un fallo de la Justicia provincial que suspendió al titular del gremio, Héctor Segovia, y a su segundo, Rubén Retamoso, enfrentados entre sí. Frente a la acefalía, Carlos Tomada resolvió en la tarde de ayer designar a Roque Luis Vitale para que “garantice el normal funcionamiento del sindicato”, hasta tanto la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles resuelva el conflicto de fondo, es decir, que llame a elecciones, pida la intervención del gremio o ratifique a los sindicalistas desplazados. “El conflicto entre las empresas del sector y el sindicato está resuelto, se llegó a un acuerdo salarial. Acá hay un conflicto intersindical. Por eso tomamos esta medida, con la intención de garantizar el normal funcionamiento de la actividad”, sostuvo Tomada en conferencia de prensa. El Gobierno confía en que esta decisión empiece a resolver la crisis que amenaza con provocar faltantes de combustibles en los próximos días.

El problema intersindical se disparó luego de que Segovia pactara una mejora salarial del 23 por ciento –25 mil pesos que se incorporarían en cinco etapas–, mientras que la facción liderada por Retamoso ignoró dicho acuerdo y reclamó otra negociación. Como elemento de presión, este sector lanzó un paro el 2 de abril. Luego de continuas negociaciones, sumadas a una conciliación obligatoria no acatada por Retamoso, se había llegado a un principio de acuerdo para modificar el esquema de reactualización salarial. Pero en los últimos días, además de exigir otra negociación paritaria, el segundo del sindicato salió a pedir la renuncia de Segovia.

Sin embargo, no sólo Retamoso presionó para que Segovia diera un paso al costado. En realidad, la medida judicial estuvo impulsada por el fiscal del Estado provincial, Javier Ramos, quien actuó luego de un pedido del gobernador Daniel Peralta, que a pesar de tener un vínculo cercano con Segovia, no dudó en cuestionarlo luego de contabilizar las pérdidas económicas de la provincia.

El paro que ya lleva 22 días no sólo pone en peligro el abastecimiento de hidrocarburos a nivel nacional –las empresas que operan en la zona, YPF, Pan American Energy y Occidental producen el 20 por ciento del crudo nacional–, sino que también afecta los ingresos de la provincia. Según el fallo judicial, Santa Cruz perdió en concepto de regalías y canon 64 millones de pesos, más otros 15 millones por impuestos no cobrados. “Se está afectando la coparticipación de los municipios”, puede leerse en el fallo.

El juez de instrucción Mario Albarrán señaló que tomó la decisión de suspender a la comisión directiva del sindicato por “la situación de anarquía que se vive”. “La comisión directiva no escucha a sus afiliados, además no se acatan las resoluciones del Ministerio de Trabajo. En procura de la paz social, es necesario intervenir mínimamente y provisoriamente en la vida sindical del gremio”, sostuvo el magistrado. En este sentido, el juez les pidió a la Federación y al Ministerio de Trabajo que se hagan cargo.

La medida de la Justicia santacruceña fue leída desde el Ministerio de Trabajo como un guiño hacia Retamoso. “Esto es lo que estaba esperando. Ahora deberá convocar una asamblea –a pesar de que ya no tiene la atribución para hacerlo– y levantar el paro”, explicó a Página/12 una alta fuente de la cartera laboral. Según la misma fuente, el 95 por ciento de los trabajadores del sindicato están con Retamoso, quien la semana pasada realizó una asamblea donde reunió a 5000 personas. “Ahora le toca actuar a la Federación. Y esperemos que ellos no designen nuevamente a Segovia, porque si no volvemos a foja cero”, agregaron desde la cartera laboral.

La decisión de Tomada no es una intervención del gremio, sino que se enmarca en el artículo 56 de la ley 23.561 que prevé la designación de un funcionario “con facultades para ejercer los actos conservatorios y de administración necesarios para subsanar las irregularidades”. “El llamado a elecciones sería lo lógico”, afirmó Tomada.

Para evitar un posible desabastecimiento, el Ministerio de Planificación decidió hace dos semanas suspender las exportaciones de petróleo. Pero el volumen que se dejó de enviar al exterior (aproximadamente 12 mil metros cúbicos diarios) es muy inferior a la pérdida de oferta por la paralización de las instalaciones del norte de la provincia, donde manda Retamoso. Por eso desde la cartera laboral auguran por un pronto levantamiento del paro para evitar que la situación se agudice aún más.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tomada, ministro de Trabajo, aclaró que la cartera a su cargo no intervino el sindicato.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.