ECONOMíA › OPINIóN

Llamalo a Sturzenegger

 Por Ramiro Manzanal *

Ignorando un sabio consejo de Groucho Marx, referido a la conveniencia de hacer silencio en ciertos momentos, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, no pudo evitar hablar y despejar las dudas. En el programa televisivo Palabras más, Palabras menos, afirmó que en los últimos tres años “el endeudamiento público ha crecido”. En un primer momento se podía pensar que estaba haciendo referencia al distrito que gobierna. En ese caso, la afirmación hubiese sido correcta, casi una confesión, pero hablaba del sector público nacional.

Cualquiera que maneje un mínimo de información al respecto dudaría no ya de la veracidad de la afirmación sino del nivel de conocimiento que ostenta Macri sobre el tema. Ante la inevitable repregunta por parte del periodista, apeló a un extraño recurso, uno que ya nadie usa desde que Don Adams personificara al Súper Agente 86, y que no hace más que confirmar la sospecha de que ignora de lo que está hablando. Fue, entonces, que eligió derivar la consulta en un tercero, ese que se supone que sí sabe: “Llamalo a Sturzenegger que te da todas las cifras”.

Macri, por favor, anotá. La deuda bruta del sector público nacional que en el 2002 representaba el 166,4 por ciento del PBI y en el 2007 el 56,1, al 31 de diciembre de 2010 era el 45,8 por ciento. La deuda externa del sector público nacional como porcentaje de las reservas, que en el 2002 ascendía a 836,2 por ciento y en el 2007 a 134,6, es el 122,5 por ciento. La deuda externa del sector público nacional como porcentaje de las exportaciones que en el 2002 era del 300,6 por ciento y en el 2007 de 93,7 a finales del 2010 era del 80,5 por ciento.

Probablemente el que debería llamar a Sturzenegger es Macri. Llamarlo y preguntarle cómo se analiza la sostenibilidad de la deuda pública y cuáles son los indicadores que corresponde mirar. En el párrafo anterior se aporta una ayuda. También podría consultarle por qué si la deuda nominal se mantuvo relativamente estable (y cuando se incrementó lo hizo afectada por la emisión de nuevos instrumentos producto del canje de deuda del año pasado) todos los indicadores mencionados han mejorado. Aquel que se encuentre avezado en el arte de comparar fracciones, entenderá que se debe a que durante ese período creció la economía, se incrementaron las exportaciones y aumentaron las reservas. Cuestión de numeradores y denominadores. Para quienes no lo comprenden, como Macri, mejor llamarlo a Sturzenegger.

* Economista de UBA/AEDA.

Compartir: 

Twitter

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.