ECONOMIA › EL EMPLEO CRECE ENTRE LOS JOVENES, PERO SIGUEN SIENDO LOS QUE MAS SUFREN LA DESOCUPACION

Sector dinámico, pero aún vulnerable

Desde el primer trimestre de 2003, el crecimiento del empleo entre los jóvenes fue del 124 por ciento, casi el doble de la tasa general (68 por ciento), pero el 18,9 por ciento continúa sin conseguir trabajo.

 Por Sebastián Premici

El empleo asalariado registrado de los jóvenes tuvo un incremento del 9 por ciento en el primer trimestre de este año en comparación con el mismo período de 2010. Mientras que desde el primer trimestre de 2003 hasta el período enero-marzo de este año el crecimiento fue del 124 por ciento, casi el doble de la tasa general de empleos creados (68 por ciento). Estos datos corresponden al Ministerio de Trabajo, entidad que está elaborando un informe de seguimiento de los jóvenes que pasaron por las políticas de empleo de la cartera que conduce Carlos Tomada. Actualmente hay casi 300.000 jóvenes que forman parte de los programas de capacitación Más y Mejor Empleo y Seguro de Capacitación. Durante el último año, los jóvenes explicaron el 31 por ciento del crecimiento total del empleo, según consta en el informe de la cartera laboral. Pese a ello, igual continúan siendo el grupo donde se registran los mayores niveles de desempleo.

Durante el cuarto trimestre del año pasado, la desocupación juvenil (entre los 18 y 24 años) fue del 18,9 por ciento, contra un 7,3 por ciento de la desocupación total, según los cálculos oficiales. A medida que aumenta la franja etárea disminuye el desempleo: entre los 25 y 49 años fue del 5,5 por ciento y arriba de los 50 años, del 4,3 por ciento. Si bien resulta elevado el número de jóvenes desempleados, la Organización Internacional del Trabajo estimó que “la probabilidad de estar desempleado es 3,5 veces mayor para los jóvenes que para los adultos”. Es decir que existe una tendencia internacional que coloca a los jóvenes como el sector más vulnerable para conseguir empleo.

Del total de chicos y chicas entre los 18 y 25 años que se están capacitando en alguno de los quince sectores estratégicos (construcción, metalmecánica, agro, software, textiles, entre otros), el 40 por ciento lo hace para mejorar su calificación dentro de sus respectivos trabajos y el 60 por ciento restante busca insertarse en el mercado laboral. “Hay una correlación directa entre la formación y su inserción en el mercado laboral”, señaló a Página/12 Enrique Deibe, secretario de Empleo.

Entre 2005 y 2010, los jóvenes pasaron de representar el 17 por ciento al 28 por ciento del total de personas que participaron de cursos de formación profesional dentro de la cartera laboral. También tuvieron una fuerte participación en las “políticas de incentivos a la terminación de estudios formales”, donde pasaron de representar el 11 por ciento en 2005 al 73 por ciento el año pasado.

Durante el primer trimestre de 2003, los jóvenes ocupados ascendían a 451.569, mientras que los registrados durante el primer trimestre de este año fueron 1.013.135, es decir un crecimiento del 124 por ciento. Si bien en el período analizado por el Ministerio de Trabajo la ocupación de los jóvenes creció a una tasa mayor que el resto de los grupos etáreos, todavía representan a los sectores más vulnerables en cuanto al acceso al empleo registrado.

Durante el cuarto trimestre del año pasado, la desocupación de los jóvenes menores de 25 años fue del 18,9 por ciento, contra un 7,3 del total de desocupados. La situación se agudiza si se analiza, por ejemplo, el conglomerado de Buenos Aires (GBA y Capital Federal). Ahí el desempleo entre los jóvenes fue del 20,9 por ciento. Si se mide solamente el Gran Buenos Aires llega al 21,6 por ciento.

Una de las explicaciones de este fenómeno radica en que la tasa de creación de empleo en este conglomerado es menor que en el resto de las jurisdicciones del país. En la comparación entre el Gran Buenos Aires y los aglomerados del interior del país, la diferencia del desempleo fue en 2010 de 0,7 punto, mientras que en el primer trimestre de 2011 fue de 1,6 punto.

“Durante el primer trimestre de este año, el interior del país registró la creación de empleo más alta si se comparan todos los trimestres del año pasado. Esto demuestra que en el país hay una dinámica económica interesante. Sin embargo, la situación de la provincia de Buenos Aires es la cristalización de ciertas situaciones que requerirán algún tipo de atención”, había manifestado a Página/12 el economista Daniel Kostzer.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Casi 300.000 jóvenes forman parte de los programas de capacitación Más y Mejor Empleo y Seguro de Capacitación.
Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared