SOCIEDAD › MAñANA Y EL DOMINGO EN TODAS LAS PARROQUIAS

La colecta de Cáritas

 Por Washington Uranga

“Con ‘Pobreza Cero’ queremos hacernos eco de este desafío de la erradicación de la pobreza, sabiendo que no es algo alcanzable en el corto plazo, pero que tiene que ser el norte del caminar de la Argentina, un objetivo sostenido por el compromiso de todos”, dijo a Página/12 el obispo Fernando Bargalló, presidente de Cáritas de Argentina, al presentar la colecta anual de la institución católica que se lleva a cabo en todo el país hoy y mañana.

“¿Quiénes son todos los que tienen que comprometerse?”, se le preguntó al titular de la diócesis bonaerense de Merlo-Moreno. “Todos son todos”, respondió rápidamente. “El Estado, las corporaciones, los empresarios, los obreros, los estudiantes, los docentes, las familias... todos”, subrayó Bargalló.

“Sin duda –continuó–, el concepto de ‘Pobreza Cero’ es desafiante porque nos compromete a trabajar como sociedad para lograr un verdadero cambio, procurando entre todos ponerle fin al escándalo de la pobreza extrema y la exclusión.”

Cáritas es el organismo solidario de la Iglesia Católica, y extiende su acción a nivel nacional a través de 3500 parroquias y capillas diseminadas por todo el territorio nacional. El trabajo de Cáritas abarca proyectos de ayuda inmediata para dar respuesta a las emergencias, de economía solidaria, vivienda y hábitat, salud, emergencia y medio ambiente. Junto a estas tareas de asistencia, el organismo católico también desarrolla programas de educación tales como el Plan de Finalización de Estudios Primarios en colaboración con el Ministerio de Educación de la Nación. Al mismo tiempo, concreta iniciativas de educación ciudadana con la finalidad de favorecer “el fortalecimiento de la dignidad de las personas, el ejercicio de sus derechos y obligaciones”.

Según Bargalló, “es importante no naturalizar la pobreza, pensando que es un destino irreversible”. Para el obispo, “no naturalizar la pobreza es saber que se trata de una meta posible de alcanzar, que no es una mera utopía, aunque ello supone un permanente quitarnos de los ojos las vendas de todo lo que nos impide ver y nos lleva a desconocer la realidad de la pobreza”.

“En nuestra sociedad existen heridas que es necesario curar, desarticulando las estructuras de injusticia que marginan, excluyen e incluso determinan que tantas personas pasen a ser sobrantes”, siguió diciendo el obispo. Consultado sobre los obstáculos que existen para erradicar la pobreza, Bargalló aseguró que el más importante es “la ruptura del tejido social, que nos ha llevado a perder la conciencia de ser una gran familia”. Señaló también como dificultades “la falta de políticas públicas permanentes”.

Para el presidente de Cáritas, una de las consecuencias de la “ruptura del tejido social” es que “el conflicto y la intolerancia están exacerbados y se ha perdido el sentido de convivir juntos, en solidaridad y justicia”. Bargalló valoró positivamente la cooperación entre Cáritas y el Estado. “Existen buenos vínculos de cooperación, aun con las dificultades propias que tiene el Estado a nivel administrativo y que a veces hacen difícil el trabajo.” Se lamentó, sin embargo, de que casi no existe consulta en lo que respecta a criterios para el diseño de programas y a la implementación de políticas públicas en lo social.

La colecta anual de Cáritas se realizará en todas las parroquias y capillas del país durante este fin de semana, pero las contribuciones se pueden hacer también por teléfono al 0810-222-74827 y por Internet a través del sitio www.caritas.org.ar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared