ECONOMíA › LA INDUSTRIA MANUFACTURERA CRECIó 8,5 POR CIENTO EN JUNIO

La tasa china ya es costumbre

El impulso provino del sector automotor, metalmecánico, siderúrgico y de la producción de insumos para la construcción. De forma acumulada en lo que va del año, el estimador mensual industrial creció un 9 por ciento, por encima del promedio de la economía.

La actividad industrial creció en junio 8,5 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado, informó ayer el Indec. El impulso provino del sector automotor, metalmecánico, siderúrgico y de la producción de insumos para la construcción. De forma acumulada en lo que va del año, el estimador mensual industrial (EMI) que calcula el organismo oficial de estadísticas creció un 9 por ciento, por encima del promedio de la economía. Sin embargo, en la comparación mensual frente a mayo, la manufactura mostró una leve baja de 0,1 por ciento.

El fuerte crecimiento de la actividad industrial se verificó en un aumento de la utilización de la capacidad instalada en la industria, aunque en una proporción bastante menor. Según los datos oficiales publicados ayer, la utilización de la capacidad de producción manufacturera total en junio de 2010 era del 75 por ciento, mientras que el mes pasado cerró en 76,2 por ciento, lo que evidencia la existencia de un proceso en inversión productiva en la economía nacional, a contramano del conocido relato sobre la fragilidad institucional y las poco claras reglas de juego, que desincentivarían la iniciativa privada.

El sector más dinámico en junio fue el automotor, que avanzó 20,4 por ciento en forma anual. Según el informe mensual de Adefa, entidad que nuclea a las terminales, la producción en el mes fue de 80.795 unidades, de las cuales 46.737 fueron exportadas. La utilización de la capacidad instalada en el sector creció considerablemente, de 78,9 por ciento en junio de 2010 a 84 por ciento el mes pasado. La producción del resto de la industria metalmecánica, segmento compuesto en su mayoría por pymes de capital nacional, avanzó 13,1 por ciento interanual, y la utilización de la capacidad instalada pasó de 64,9 a 72,2 por ciento.

El bloque de la industria siderúrgica creció 10,7 en junio, impulsado por la producción de aluminio primario, con una suba de 12,5 por ciento, mientras que el acero crudo avanzó 10,2. A diferencia de otros sectores, la utilización de la capacidad de producción en las industrias metálicas básicas se mantuvo en un 84 por ciento en la comparación anual. En tanto, la producción de cemento creció 12,4 por ciento.

La ministra de Industria, Débora Giorgi, elogió ayer el desempeño industrial reflejado por el Indec. “No es producto de la casualidad sino el resultado de una política activa de un Estado presente. Las medidas de defensa del mercado interno y la protección de la competencia desleal nos han permitido acumular 21 meses de crecimiento ininterrumpido en la actividad industrial nacional”, destacó la funcionaria.

La producción de la industria alimentaria avanzó 3 por ciento en junio, liderada por lácteos, cuya suba fue de 13,7 por ciento, carnes blancas (7,4%) y bebidas (6,2%). En cambio, la retención de ganado para recuperar el stock volvió a determinar que su producción bajara un 3,9 por ciento, mientras que la molienda de cereales y oleaginosas cayó 2,3. La utilización de la capacidad instalada en la industria de alimentos y bebidas bajó en forma anual de 68 a 66 por ciento. En tanto, la industria del tabaco creció 12,2 por ciento. Otro sector que mostró un desempeño inferior a la media fue el textil, que creció en junio 3,4 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. La producción de hilados de algodón y fibras sintéticas subió 7,1 por ciento, mientras que tejidos, 2,5.

El bloque de sustancias y productos químicos creció 3,9 por ciento en el año, aunque los sectores que lo componen mostraron un comportamiento heterogéneo. Productos farmacéuticos subió 15,8 por ciento y agroquímicos, 2 por ciento, mientras que productos químicos básicos bajó 7,9 por ciento y detergentes, jabones y productos personales lo hizo en un 5 por ciento. La utilización de la capacidad instalada para el bloque se ubicó en 76,5 por ciento. En tanto, los productos de caucho y plástico crecieron 7,8 por ciento por la producción de neumáticos (8,9%) y manufacturas de plástico (7,5%). La utilización de la capacidad instalada en el sector pasó en un año de 68 a 73 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La utilización de la capacidad de producción manufacturera total trepó de 75 a 76,2 por ciento.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.