ECONOMíA › PROYECTO DE LEY DE LIMITACIóN AL CAPITAL EXTRANJERO EN LA POSESIóN Y USO DE LA TIERRA

Lobby en contra para frenar el debate

Los ministros de Justicia y Agricultura, Julio Alak y Julián Domínguez, advirtieron sobre la actuación de grupos económicos que buscan entorpecer el tratamiento legislativo del proyecto.

 Por Sebastián Premici

“Las visiones que hablan de inconstitucionalidad responden a un lobby económico. Para nosotros, la tierra es un objeto de producción y un hecho cultural”, sostuvo ayer Julio Alak, ministro de Justicia, al participar de un seminario sobre la ley que busca regular la tenencia de la tierra en manos extranjeras. Fue en un encuentro realizado por el Ministerio de Agricultura, a cargo de Julián Domínguez, en conjunto con la Universidad Católica Argentina (UCA), que tuvo por objetivo analizar en detalle los distintos aspectos de la normativa enviada al Congreso por el Poder Ejecutivo. Además de los funcionarios nacionales, disertaron abogados, ingenieros agrotécnicos, legisladores y periodistas. El trámite parlamentario del proyecto en cuestión se encuentra frenado en la Cámara baja. Ayer la Comisión de Agricultura, presidida por el radical Juan Casañas, realizó una reunión, pero excluyó la iniciativa del temario.

La mención que hizo Alak sobre el aspecto cultural de la ley no es menor. En los fundamentos del texto se especifica que “las decisiones nacionales sobre la titularidad, tenencia y uso de las tierras rurales se inscribe dentro del derecho a la libre determinación de los pueblos, así como su derecho a la independencia económica y a la fijación de las formas de explotación y distribución de lo producido con sus riquezas y recursos naturales”. Esta definición fue extraída del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ratificado con rango constitucional.

Domínguez y Alak fueron los encargados de abrir la jornada de debate, junto al presbítero rector de la UCA, Víctor Manuel Fernández. Ambos funcionarios criticaron el argumento de que la iniciativa podría ser considerada “inconstitucional”. “Se trata de una interpretación originada en un liberalismo dogmático. No nos olvidemos de que la última reforma constitucional vino con el proceso que entregó muchísimos recursos del país, donde todo se privatizaba”, argumentó el ministro de Justicia.

Luego de este marco conceptual, el seminario presentó su primer panel bajo el título “Geopolítica”. El dominio de la tierra reviste un interés estratégico, por eso es declarado en el proyecto como un recurso no renovable y por fuera de la órbita de los tratados bilaterales de inversión. De esta manera, podría evitarse la injerencia de jurisdicciones internacionales y supranacionales, como el tribunal arbitral del Ciadi. “El mercado no resuelve por sí solo las cuestiones del hambre. En el mundo, miles de hectáreas son entregadas a los capitales especulativos sin tener en cuenta necesidades sociales. ¿Tan lejos estamos en América latina de esta situación? En este sentido, los medios de comunicación son un espacio de disputa política fundamental para dar las actuales batallas culturales, como la ley de tierras”, concluyó en el panel de geopolítica el periodista de Página/12 Raúl Dellatorre.

“Además de la tierra en sí, hay que proteger los inmuebles que encierren recursos como el agua, bosques y patrimonios culturales. La posesión y el uso de la tierra están directamente ligados a la soberanía alimentaria y la posibilidad de desarrollo del país”, afirmó la diputada Verónica Benas (Bloque Unidad Popular, ex SI). El otro diputado que participó del encuentro fue Pablo Orsolini, radical y de la Federación Agraria. El legislador dijo que es necesario avanzar en esta normativa y mostró algunas coincidencias y diferencias con el proyecto del Ejecutivo. El radicalismo es uno de los bloques parlamentarios que más están dificultando el debate. El titular de la Comisión de Agricultura, Juan Casañas (UCR), se negó en varias oportunidades a iniciar la discusión en un plenario de comisiones, junto a Asuntos Constitucionales y Legislación General. Ayer tenía la posibilidad de avanzar con el proyecto, pero lo excluyó del temario.

La discusión por la tenencia de la tierra no es una particularidad argentina. La FAO-ONU está preocupada por este tema. Así lo manifestó tras su paso por la Argentina el brasileño José Graziano Da Silva, quien a partir de enero será titular de la entidad. La tenencia de la tierra y sus usos están vinculados con la cuestión del hambre en el mundo y con la pregunta sobre quiénes son los sujetos agrarios. De la respuesta surge la estrategia geopolítica.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Julián Domínguez, ministro de Agricultura, en el debate en la UCA.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.