ECONOMíA › LA UE BLOQUEA EL AUXILIO

Castigo a Grecia

Los líderes europeos adelantaron ayer que negarán a Grecia el sexto tramo de ayuda si el gobierno sigue adelante con el llamado a referéndum sobre las condiciones impuestas para recibir el desembolso. El gobierno del país heleno creó una comisión que preparará los detalles para la consulta popular sobre el paquete de rescate. Sin embargo, Grecia no podrá hacer uso de su condición de cuna de la democracia y deberá aceptar las condiciones impuestas por los representantes de la Unión Europea y el Fondo Monetario (FMI), aun sin consenso de la población. La canciller alemana Angela Merkel, el presidente Nicolas Sarkozy y la titular del Fondo, Christine Lagarde, convocaron al primer ministro griego Giorgos Papandreu a una reunión en Cannes, previa a la Cumbre del G-20, para que dé explicaciones. “Le dijimos claramente a Grecia que el sexto tramo de la ayuda financiera sólo será remitido desde Europa a Atenas, cuando acepte los acuerdos plasmados el 27 de octubre en Bruselas”, coincidieron en señalar los líderes de Francia y Alemania, tras el encuentro. Incluso, se amenazó con retirar a Grecia de la Eurozona.

Los líderes de la Eurozona definieron las condiciones para el desembolso de 130.000 millones de euros a Grecia hasta 2014 y la quita del 50 por ciento de peso de su deuda con los acreedores privados, equivalente a unos 100 millones de euros. El país heleno no tuvo mucho margen para discutir los términos, además de ser sometido a una ardua auditoría por parte de la troika –integrada por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo– sobre el nivel de cumplimiento del plan de ajuste que debió aceptar para ser merecedor de los nuevos desembolsos. Los fondos debían ser girados en la primera quincena de noviembre, pero la iniciativa griega de llevar las condiciones a consulta popular hacen peligrar el arribo del salvavidas financiero.

El ministro griego del Interior, Haris Kastanidis, incluso consideró la posibilidad de que la consulta se celebre antes de que se definan los detalles del desembolso. Luego de una jornada de siete horas de debate parlamentario, diversos miembros del Ejecutivo expresaron su desacuerdo con Papandreu, quien sí está a favor de la consulta. “El referéndum decidirá sobre el futuro del país en los próximos 30 años”, señaló el ministro de Sanidad, Andreas Loverdos, cuya área también será víctima de los recortes presupuestarios. La comisión, creada el martes a última hora durante una reunión de emergencia del consejo de ministros, examinará la fecha de la consulta, así como la pregunta –“acepta o no el acuerdo”–, y elaborará un informe para determinar si es posible que los ciudadanos voten hacia finales de año.

Los titulares de las principales economías salieron a presionar para que el tema no se discuta. “El programa integral que acordamos la semana pasada no puede ser puesto nuevamente sobre la mesa”, aseguró el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle. “Tenemos el compromiso de resolver esta situación. Para nosotros no hay dudas de que haremos todo. Hemos mostrado solidaridad en la Unión Europea, pero aceptamos que cada país en la Unión Europea hace su tarea, lo que significa que las reformas son necesarias”, agregó el diplomático germano. Según el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, las consecuencias de un “no” en el referéndum griego “serían imprevisibles”, por lo que llamó al gobierno y a los políticos de ese país a “la unidad política nacional”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.