ECONOMIA › EL GOBIERNO ELIMINA BENEFICIOS A EMPRESAS QUE NO APLIQUEN EL SISTEMA

Si no SUBE, no hay subsidios

Desde el 1º de diciembre, todos los colectivos del área metropolitana deberán tener operativo el servicio de boleto electrónico. Aquellos que incumplan dejarán de recibir las compensaciones que paga el Estado. Además, los pasajeros podrán viajar gratis.

Los colectivos con jurisdicción nacional, provincial y municipal del área metropolitana que a partir de diciembre no hayan implementado el Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE) perderán el beneficio del subsidio estatal. Así lo estableció ayer el Gobierno a través de una resolución de la Secretaría de Transporte. Además, las empresas de colectivos, subtes y ferrocarriles que no tengan en funcionamiento las máquinas validadoras del SUBE no podrán cobrar el pasaje a los usuarios que presenten su tarjeta, quienes viajarán gratis. Con ambas medidas, el Gobierno les cierra el cerco a las compañías que demoran el uso del nuevo sistema. El SUBE elimina margen de maniobra para que se tergiversen datos de los viajes realizados y con ello afina el pago de los subsidios. Más adelante, el sistema electrónico se utilizará para aplicar tarifas diferenciales según estrato económico. Por otro lado, el gobierno porteño continúa analizando la contrapropuesta que les presentará a las autoridades nacionales por el traspaso del subte.

Según Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), hay más de 300 líneas de colectivos de recorrido municipal y provincial que aún no instalaron la máquina validadora del SUBE, pese a que el plazo de implementación según el cronograma oficial venció a fines del año pasado. La nueva resolución “es una buena noticia para millones de usuarios bonaerenses a los que las empresas de colectivos les vienen negando la posibilidad de utilizar un excelente sistema como es el SUBE”, señaló a este diario Pedro Busseti, titular de la entidad de Defensa de los Consumidores.

“A partir del día 30 de noviembre de 2011 se considerará vencido el plazo para la implementación –del SUBE– en las unidades afectadas al servicio público de transporte automotor de pasajeros urbano y suburbano”, dispone la resolución de la Secretaría de Transporte publicada ayer en el Boletín Oficial. A partir de diciembre, las unidades que no tengan en funcionamiento el SUBE no recibirán los distintos subsidios nacionales: al gasoil y los diversos regímenes de compensación. Además, la resolución 811 de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) publicada la semana pasada estableció que las empresas “en las que se encuentre o debiera encontrarse operativo el SUBE, en un vehículo donde la máquina validadora de dicho sistema no se encuentre en funcionamiento, deberán prestar el servicio sin costo alguno”.

En definitiva, los colectivos que desde diciembre no tengan en condiciones el sistema del SUBE no podrán cobrar el boleto a los usuarios que tengan la tarjeta ni recibirán el subsidio, lo que hace totalmente inviable el negocio e induce a las compañías a instalar rápidamente el sistema electrónico. Consultado por este diario, Daniel Millaci, titular de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), prefirió no hacer declaraciones.

Según datos de la Secretaría de Transporte, hay todavía cinco mil colectivos provinciales y municipales donde no funciona el nuevo sistema. Muchos de ellos, sin embargo, sí poseen la máquina instalada. En esos casos, no debería haber mayores problemas para regularizar la situación en el lapso que da el Gobierno. En cambio, en todas las líneas que en algún momento de su recorrido pasan por la ciudad de Buenos Aires, el SUBE ya funciona. “Me parece muy bien la nueva norma, porque a veces los colectivos dejan sin funcionamiento la máquina adrede. Ahora todos van a tener que usar la tarjeta. Los que todavía no la han puesto en funcionamiento han tenido suficiente tiempo”, indicó Sandra González, de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua).

El SUBE dio transparencia a un esquema de cobro de subsidios que antes se basaba en las declaraciones juradas que las propias empresas presentaban sobre los viajes realizados. “Hay líneas donde se notaron diferencias entre lo que declaraban y el dato real que surge de la tarjeta”, dicen en Transporte. Con respecto al traspaso del subte, todavía no hay fecha para la próxima reunión entre el gobierno nacional y el porteño.

Compartir: 

Twitter
 

Todavía hay cinco mil colectivos provinciales y municipales donde no funciona el sistema.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.